Kilómetro Cero, una mirada teatral a problemáticas sociales en Cuba

0
109

Con el estreno de la obra Kilómetro Cero, el conjunto cubano Argos Teatro ofrece hoy un acercamiento a problemáticas relacionadas con los jóvenes y defiende la diversidad e inclusión social como derechos inviolables.

Escrita y dirigida por Liliana Lam, la pieza tomará las tablas de la sede oficial del grupo, de la mano de un elenco integrado por Ray Cruz, Alberto Corona, Yass Beltrán, Frank Mora, Peter Rojas, Leo Parlay, Hamlet Paredes, Daniel Barreras, Yanni Serrano y Roque Moreno.

Devenida herramienta para llamar a la reflexión en torno a la prostitución masculina e impulsar la implementación de políticas públicas, la obra es resultado del trabajo conjunto de su directora y el historiador Julio César González-Pagés, autor del texto en el que se basa la puesta en escena.

En exclusiva a Prensa Latina, González-Pagés explicó que el proyecto toma como referente la investigación desarrollada de 1998 a 2012, la cual originó el libro Pingueros en La Habana, publicado en 2014 y actualizado en los años siguientes “porque los tiempos cambiaron y la forma de socializar en el mercado del sexo también”.

El volumen, que saldrá en la próxima edición de la Feria del Libro en la isla bajo el título En la lucha, constituye una versión renovada del sondeo original, que se trataba de 120 historias de muchachos, entre 18 y 25 años, que ejercían la prostitución en la urbe y venían de una decena de provincias”, explicó el escritor.

De esta selección de testimonios, la pieza teatral resume algunas de las experiencias con el objetivo de “estimular ese debate tan necesario en torno a un sector poblacional, repudiado por muchos”, pues urge conocer las causas de su elección y brindar vías para salir, acotó el fundador de la Red Iberoamericana y Africana de Masculinidades.

Según explicó el escritor, para lograr el proyecto «donde cada personaje está acompañado de una desgarradora historia», trabajaron durante meses en talleres interactivos, mientras los ensayos con los actores permitieron enriquecer el contenido de la misma y actualizar muchos códigos que cambian constantemente en el mercado del sexo.

«Fotografías, videos y material inédito convirtieron este proceso en uno de los más acuciosos en lo que he participado», señaló el antropólogo, al tiempo que resaltó el valor de los diálogos con los jóvenes protagonistas de estas experiencias para impulsar un debate social pospuesto por prejuicios preexistentes.

Asimismo, González Pagés apuntó que “la obra de Lam pudiera servir como instrumento, desde la cultura, para poder cambiar escenarios y convertirlo en algo más favorable; no creo que el silencio sobre ningún tema social ayude a transformar mentalidades y si algo exhibe la pieza es su compromiso con un futuro diferente”.

De igual forma, recordó los antecedentes del conjunto Argos, que bajo la dirección de Carlos Celdrán, llevó a las tablas la pieza Chamacos, de Abel González Melo, así como su compromiso con la diversidad al interpretar Favez, inspirada en la médico suiza Enriqueta Favez, cuya vida recoge el libro Por andar vestida de hombre, del también antropólogo.

Entre las particularidades de las funciones, previstas durante todos los fines de semana del mes de octubre, sobresale el uso de la tecnología para recrear los diferentes lugares de la ciudad a través de fotografías, así como la presentación de una escenografía y música propias.

La obra retoma el debate sobre la prostitución en los jóvenes, “pero de otra forma, creo que va a llamar la atención de las personas y sobre todo ayudará a los decisores en políticas públicas a saber cómo abordarlo”, sentenció González-Pagés.

Artículo anteriorPierde Cuba ante Estados Unidos y discutirá el bronce
Artículo siguienteChe Guevara siempre en la memoria mundial

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí