Hermanos que se crecen entre los canteros del organopónico

0
109
Foto Amador Rodríguez López

Hablar del organopónico semiprotegido La Playita,  prácticamente resulta obligado reconocer la labor de los hermanos Díaz Martínez, quienes se crecen entre los canteros de esta productiva instalación agrícola localizada en el municipio de Majagua.

Omar con 57 años de edad, graduado de ingeniero agrónomo y Berto con 64, maestro de profesión recuerdan entre otros momentos difíciles de los últimos cuatro años, las inundaciones y los azotes de los fuertes vientos a consecuencia de fenómenos atmosféricos empeñados en dañar zonas del suroeste avileño.

Ambos fueron además iniciadores a nivel de municipio del proceso de arrendamiento de los organopónicos y aunque actualmente presentan dificultades con la adquisición de implementos tan necesarios para la aplicación de la materia orgánica como palas y carretilla, la voluntad de vencer  que los caracteriza no les impide acometer cada mañana  nuevos empeños.

Tener en producción cultivos como los ajos puerros, los cilantros, las acelgas y el perejil para su entrega directa al hogar materno y a la casa de los abuelos centros priorizados cercanos, resulta una estimulante razón de ser, al igual que haber convertido sus áreas  de labor  en aula anexa del instituto politécnico constructores del 2000.

Con la llegada de la campaña de frio, la entrega se incrementa para que más de una decena de variedades de verduras se adueñen de los 45 canteros que conforman la instalación a favor de los hábitos alimentarios a los que contribuyen los hermanos Díaz Martínez por mantener activados todos los mecanismos en los que se combinan talento y dedicación.

Foto Amador Rodríguez López

 

Artículo anteriorComprometidos estudiantes avileños de duodécimo grado con los exámenes de ingreso
Artículo siguientePinar del Río: epicentro de las labores de recuperación ( Video)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí