Cuba: ¡Aquí Radio Rebelde…! (+Fotos)

0
148

Con la llegada de la noche, en los hogares cubanos se volvía la espalda a novelas y espectáculos televisivos para poner oído a la señal de la radio que llegaba desde la Sierra Maestra.

Afuera sonaban las sirenas de las patrullas batistianas y en las esquinas merodeaban los chivatos. Las viviendas, casi en penumbras, aguardaban a quienes en silencio y en sonido bien bajo escuchaban la salida al aire de la emisora.

Las notas del Himno Invasor indicaban que estaban en la sintonía correcta, seguido de la presentación: ¡…Aquí Radio Rebelde, órgano oficial del Movimiento 26 de julio y del Ejército Rebelde…!

Ernesto Che Guevara, iniciador de la idea de una planta transmisora, estableció contactos con personal técnico y solicitó a los compañeros que iban al llano el envío de equipos para tales fines.

El 16 de febrero de 1958, luego de una épica odisea a través de los estrechos caminos serranos, sobre lomos de mulos llegó el transmisor de mediana potencia y fue instalado en la zona entre La Pata de La Mesa y Altos de Conrado en la Sierra Maestra, donde él operaba.

Entonces era un equipamiento débil y de poco alcance, lo que se revirtió en corto tiempo. Al respecto planteó Fidel Castro en 1973: “…Y se fue mejorando su eficiencia, me cuesta trabajo comprender cómo lograron que ese pequeño equipo tuviera eficiencia alta y alcanzara cualquier lugar del país y el extranjero…”.

El 24 de febrero de 1958 marcó la salida por primera vez de esta estación que jugó un doble papel en la etapa final de la lucha insurreccional: por un lado, fue la vía prominente de las fuerzas revolucionarias para desmentir los mensajes distorsionados de la tiranía, informar a la población y hacer saber la presencia beligerante del Ejército Rebelde en las montañas orientales.

En tanto, se convirtió en medio de comunicación para las tropas rebeldes en operaciones militares, las cuales conocían la situación real en la Sierra Maestra a través de los partes e informes que se transmitían.

El 14 de abril, tras el fracaso de la huelga general, el Comandante en Jefe hizo su primera intervención por Radio Rebelde, en la que analizó la situación existente y las perspectivas de la lucha revolucionaria, y refutó las mentiras propagadas por la dictadura a través de los medios de comunicación.

El jefe guerrillero trataba de levantar la moral del pueblo y reafirmar la convicción de lucha, lo que quedó reflejado en la carta que enviara a Faustino Pérez el 25 de abril de 1958: “…tengo la más firme esperanza de que en el menor tiempo de lo que muchos son capaces de imaginar habremos convertido la derrota en victoria…”.

TRASCENDENTAL IMPORTANCIA INFORMATIVA

La estación alcanzó una trascendental importancia para toda la información al país y por tanto fue perseguida por el enemigo. Ante tal situación, Fidel decidió trasladarla cerca de la Comandancia General del Ejército Rebelde en La Plata, donde se encontraba el grueso de los rebeldes. Así era mayor la posibilidad de defensa y la prontitud en la transmisión de los mensajes.

El primer programa desde el nuevo punto se transmitió el 1 de mayo, y a partir de ese momento Radio Rebelde anunció cada movimiento de las fuerzas enemigas antes de iniciarse la ofensiva con la que el régimen pretendía destruir a los guerrilleros.

Promisora fue la idea del Che al crear esta emisora, antecedida también por él con el pequeño periódico El Cubano Libre, denominado en honor al que fuera del ejército mambí. Estos medios de propaganda revolucionaria, surgidos en territorio rebelde, fueron continuadores de las publicaciones clandestinas:

El Acusador, La historia me absolverá, y los manifiestos número 1 y 2 del Movimiento 26 de Julio, que concretaban el principio sostenido por Fidel de esclarecer, orientar y movilizar a las masas, ante todo diciéndoles la verdad.

“…Un principio básico en la historia de esta estación es que allí nunca se dijo una mentira, allí nunca se exageró una noticia. Los resultados de cada acción eran reflejados con absoluta verdad…”, expresó Fidel en 1973.

Radio Rebelde transmitía los partes informando la situación militar, las batallas y combates que tenían lugar en los distintos frentes y los nombres de los caídos. Muchos de esos documentos fueron celosamente guardados y hoy están en los archivos, lo que permite conocer los pormenores de los acontecimientos.

Y en los resultados de la investigación brotaron las continuas indicaciones de Fidel, que aparecieron de su puño y letra en distintos papeles de transmisión. También están conservadas notas donde él trazó pauta, orientó o criticó. En una de ellas dirigida a Jorge Enrique Mendoza, fundador de la emisora, quien fungía como redactor y locutor, señaló:

 cuba-aqui-radio-rebelde

 cuba-aqui-radio-rebelde

EXACTITUD Y PRECISIÓN

Atendida directamente por el Comandante en Jefe, la planta transmisora ganó un sólido e indiscutible crédito, tanto en la isla como en el exterior, por la exactitud de sus datos y la precisión orientadora.

Radio Rebelde se mantuvo al aire durante toda la ofensiva alcanzando un impacto gigantesco, lo que la convirtió en objetivo estratégico para el enemigo que trató de localizarla. Se bombardeaba mucho, pero nunca pudieron impactar en el lugar exacto de la estación.

Fidel estableció todas las medidas para la defensa del punto donde se encontraba el transmisor, lo que junto al hospital y la fábrica de minas determinaron, en parte, la estrategia de lucha que se presentó a la ofensiva enemiga.

Hubo momentos críticos donde la estación estaba en el centro de los combates. Los proyectiles de mortero caían en las proximidades. Se pensó hasta en volar la planta en caso de que existiera el peligro de ser tomada por las fuerzas enemigas. Pero se pudo organizar la defensa.

Cuando se hable de los últimos meses de lucha en la Sierra Maestra, habrá que hacerlo mencionando a Radio Rebelde, otro combatiente de valioso desempeño para alcanzar la victoria.

Ya al final, el primero de enero de 1959, demostró toda su fuerza, valor y ascendencia en la población cuando en cadena nacional denunció la maniobra del golpe de Estado, una estratagema de Estados Unidos, de acuerdo con Fulgencio Batista para impedir la victoria revolucionaria.

A través de sus ondas se transmitieron las instrucciones al pueblo para que no se dejara confundir, lo que fue acatado y el país se paralizó. Jugaba así un importante rol político-ideológico que contribuyó decisivamente al triunfo en esos momentos finales.

Hoy, cuando la comunicación es un pilar del sistema de gestión de gobierno que promueve el presidente Miguel Díaz-Canel, Radio Rebelde constituye un ejemplo válido por su legitimidad indiscutible.

Y a 65 años de su salida se mantiene como la emisora insigne de la radio cubana y sus fundadores, ejemplo de intrepidez en la transmisión de la información. No pudieron los proyectiles, ni las bombas, acallar sus voces que se mantuvieron al aire con: ¡Aquí Radio Rebelde…!

Artículo anteriorCalifica Putin de crucial y difícil momento actual
Artículo siguienteEl Cuba del Clásico celebra segundo triunfo en Okinawa

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí