Viento en popa para la náutica recreativa en Cuba

0
87

Cuba cuenta con excelentes condiciones naturales y una infraestructura creciente para impactar con fuerza el mercado mundial de la náutica recreativa, tal y como lo reconocen especialistas del sector como el comodoro José M. Díaz Escrich.

El directivo principal del Club Náutico Hemingway de Cuba está convencido de esto y lidera un buen grupo de personas que dedicaron toda su vida a potenciar ese segmento vacacional.

De acuerdo con el funcionario, Cuba cuenta con las condiciones ideales para el recreo náutico, con cuatro mil 195 cayos e islotes, 110 mil 922 kilómetros cuadrados y 70 mil kilómetros cuadrados de plataforma insular.

Asimismo, el país es navegable en el 70 por ciento por embarcaciones de 26 pies de eslora (largo) y existen un 40 por ciento de fondeaderos en bahías de bolsa, tanto en la costa norte como en la sur.

La ínsula posee tres mil 900 kilómetros de barrera coralina y 50 especies de corales, además de una temperatura promedio de 25 grados centígrados, la velocidad del viento oscila entre 10 y 15 nudos, y se puede practicar la náutica 300 días al año.

Aparecen 62 asentamientos urbanos y 244 rurales con más de dos millones de habitantes en lugares costeros, sin contar la cantidad de habitantes de la capital, La Habana, que superan los dos millones.

Cuba administra 30 puertos y sub-puertos, 37 embarcaderos pesqueros y 20 astilleros, y con respecto al turismo posee 15 marinas y ocho bases náuticas.

REGIONES PARA ESTA PRÁCTICA

Existen nueve regiones definidas para el desarrollo de la náutica y los estudios de ecosistemas, y sobresalen por sus potencialidades para el turismo la Nordeste y Noroeste, en particular Jardines del Rey, Archipiélago Sabana-Camagüey.

Para los Cruceros Costeros existe un ciento por ciento de potencialidades, 89 por ciento para el buceo y 78 por ciento para la pesca.

Otro elemento para destacar es el desarrollo deportivo cubano: en cuanto a Vela, existen 12 escuelas con 290 barcos, 610 deportistas y dos mil 500 aficionados.

Hay 12 escuelas para remo, con 120 embarcaciones, 820 deportistas y tres mil aficionados. Kayak cuenta con 19 escuelas, mil 50 deportistas, 450 embarcaciones y cinco mil aficionados. Y existen 79 bases destinadas a la pesca, con siete mil 82 botes, 300 deportistas y 80 mil aficionados.

Por su parte, aparece en este panorama la Federación Cubana de Actividades Subacuáticas (Fecas), entidad constituida jurídicamente el 25 de febrero de 2006 y busca como objetivos fomentar, desarrollar y reglamentar en este país las actividades subacuáticas, tanto recreativas como deportivas, técnicas y científicas.

Otro de sus propósitos consiste en contribuir a la recreación de los cubanos mediante diversas modalidades como medio para elevar la calidad de vida, y promover una cultura de protección y conservación del medio ambiente.

Incluye su estructura un Comité Deportivo, uno Científico y otro Técnico, y significa un espaldarazo muy positivo a esta especialidad en el país, con un considerable apoyo al turismo.

MERCADO EN CRECIMIENTO

El mercado de la náutica recreativa crece, y de acuerdo con datos oficiales de instituciones y organismos globales, en estos momentos en el mundo existen 25 mil marinas, 30 millones de barcos y 100 millones de navegantes.

El presidente del Instituto de Marinas de Brasil, Claudio D. Amaral, señala que esta especialidad en el mundo cuenta con 800 mil empleos, ingresos entre 40 y 50 billones de dólares por año (un billón equivale a un millón de millones).

Agrega la existencia de 36 mil empresas, e ingresos por 25 billones de dólares por servicio industrial (barcos, maquinaria y equipos).

También habla oportunamente a nombre del Consejo Internacional de la Asociación de la Industria Náutica de todo el Mundo (Icomia), que reúne a 35 países y cuenta con un comité para marinas, el cual incluye a 24 naciones y beneficia el intercambio de experiencias de los países y el desarrollo náutico.

Precisamente, el comodoro José M. Díaz Escrich representa a Cuba en Icomia, y funge como asesor en el tema de las marinas, mientras Amaral lo hace por América Latina.

En Brasil tienen empleo por esta esfera 24 mil personas de manera indirecta y seis mil de forma directa, en las 352 marinas existentes. Por su parte, México cuenta con 11 mil kilómetros de costa, clubes de yates desde hace más de 50 años y 40 marinas en operación.

Entre los principales clientes de las marinas mexicanas figuran los yatistas de Estados Unidos (15 millones de embarcaciones de recreo registradas, la mayor cifra global), y en México reciben 10 mil botes anualmente de esa nación y Canadá.

En tanto, el presidente de la Asociación de Marinas del Caribe, Keats Compton (Santa Lucía), comenta la necesidad de presentar al Caribe como un solo destino para la náutica.

Mientras, el presidente de Inversiones Bastilla Internacional (IBI), Mauro Caslini (República Dominicana), recuerda el sector de los megayates, embarcaciones de más de 80 pies de eslora o largo (unos 40 metros) con exigencias particulares en cuanto al tipo de combustible, electricidad y otras atenciones en los atraques. Estos ejemplos esclarecen que la náutica recreativa tiene un amplio perfil pese a las dificultades que enfrenta el turismo, sobre todo a partir de la crisis generada por la pandemia de la Covid-19.

Artículo anteriorSalud y cooperación en horizonte cubano frente a bloqueo (+Fotos)
Artículo siguienteAboga presidente cubano por agilizar recuperación del servicio eléctrico en Pinar del Río (+Datos)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí