El amor hecho visible

0
55
Aimara de Oro Díaz, registradora principal del Registro Civil de Ciego de Ávila/Foto Miladys Causilla Cutiño

Es fácil comprobar cuando alguien pone amor en lo que hace, la más humilde acción se vuelve un valioso aporte, capaz de generar emociones agradables.

Así es como cada mañana Aimara de Oro Díaz, registradora principal del Registro Civil de Ciego de Ávila abre las puertas justo a las 8: am de esa institución y, con esa profesionalidad que la caracteriza, explica y ayuda a las personas que allí acuden en buscan de algún trámite, porque para ella el trabajo es amor hecho visible.

De Oro Díaz se pasa las manos por sus ojos que le brillan como la que alcanza el entusiasmo propio de una enamorada de la vida y reafirma que su colectivo se compromete cada día a brindar un servicio más rápido, seguro y responsable.

Artículo anteriorReinó la fiesta y la paz entre los infantes de Ciego de Ávila
Artículo siguienteMadrinas y padrinos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí