ZETI no escarmienta

En la Unidad de ZETI del municipio avileño de Ciro Redondo, la ANIR sigue siendo el eslabón perdido de la cadena productiva /Foto tomata de Internet

Tal parece que la estimulación moral y material tiene menos importancia que un hierro viejo en la ZETI en Ciego de Ávila.

Las asambleas municipales de balance de la ANIR que se realizan por estos días en el territorio avileño tienen como colofón los encuentros de mujeres creadoras, quienes con sus iniciativas, belleza y sensibilidad, apaciguan los malos momentos por los que atraviesa la economía vinculada a las tareas de la Asociación Nacional de Innovadores y Racionalizadores.

A propósito del tema, hace casi un quinquenio afirmé en un comentario que la ANIR era el eslabón perdido en varios centros de trabajo. Una realidad insólita aún y en contraste con los aportes de los miembros de esta organización.

Sin embargo, ha pasado el tiempo y el nombre de entidades incumplidoras de la Ley 38, relacionada con innovaciones y racionalizaciones, sigue apareciendo en los informes porque sus direcciones administrativas se desentienden de la necesidad del estímulo moral y material para las personas que le aportan dividendos a la economía.

En el reciente encuentro de los aniristas del municipio de Ciro Redondo, se conoció que reinciden en los incumplimientos las Unidades de Atención a los Productores Cañeros y la de Servicios Técnicos a la Industria Azucarera conocida por ZETI.

El nombre de este último centro aparece en casi todos los párrafos del informe. Resulta que hay morosidad en la evaluación de las inventivas al cumplir estas un año de ser aplicadas en el proceso productivo por el casi nulo trabajo de las comisiones evaluadoras; se incumplen los procedimientos del sistema de estimulación y, para no ser absoluto, casi nunca se efectúan las reuniones de su Comité de Innovadores. Por supuesto, allí la desmotivación de los creadores no escasea tanto como la falta de piezas de repuesto para la maquinaria.

Todavía no han recibido su bien ganado estímulo monetario autores de invenciones que representaron a esa unidad en la ExpoAnir Nacional, celebrada hace varios años en el mayor recinto ferial del país: EXPOCUBA.

Vale destacar que antes la Asociación de Innovadores contaba con un fondo del 20 %, formado precisamente por el efecto económico de las soluciones técnicas materializadas por sus miembros, y en la actualidad es del 30 %. Sin embargo, en ZETI tal crecimiento del presupuesto para la estimulación tiene menos importancia que un hierro viejo.

Afirman especialistas que la Innovación Tecnológica es el camino más corto para el desarrollo. En tal sentido, a direcciones administrativas como la de la Empresa de Servicios Técnicos a la Industria Azucarera  ZETI le falta mucho por andar economía adentro.

José Luis Martínez Alejo

José Luis Martínez Alejo

Periodista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up