Yenigladys Suárez apuntó diana de oro en Lima

0
38
Yenigladys Suárez, de Cuba, compite en la ronda clasificatoria de la pistola de aire femenina a 10 metros en la Base Aérea Las Palmas durante los VI Juegos Parapanamericanos Lima 2019, el 27 de Agosto de 2019 en Lima, Perú. FOTO: Calixto N. Llanes/Periódico JIT (Cuba)

Fue la segunda presea para la matancera debutante en estas lides.

Yenilagys Suárez tenía bronce, pero no quería despedirse de los VI Juegos Parapanamericanos sin su medalla de oro. La matancera exhibió la mejor puntería entre seis finalistas y se colgó el título en la pistola de aire 10 metros SH1 para mujeres.

«Estaba concentrada y tranquila para evitar que se me fueran tiros “feos” y que no se acercara la brasileña porque era la rival principal. Me tomo bastante tiempo para los disparos y así puedo hacer mi trabajo táctico», dijo a JIT tras ganar en la tarde en el polígono de la Base Aérea Las Palmas.

En una final muy tensa se impuso con 227.4 puntos entre las seis competidoras, después de entrar con el segundo mejor acumulado de 534 en la ronda clasificatoria. En la lucha por las medallas superó a la brasileña Debora Rodrigues (226.1) y a la colombiana María Restrepo (203.6).

En esa última fase de eliminación directa a partir de los primeros 12 disparos, Suárez demostró gran serenidad para ponerse delante en el inicio y no perder la delantera en la otra cantidad similar de tiros. 

«Después de escuchar tantas veces los himnos de Brasil y Estados Unidos quería despedirme con esta victoria y con el sonido del nuestro. Además era un gran regalo que quería hacerle a Cuba y especialmente a mi madre», declaró la hija de la ex corredora cubana Eloína Echevarría, después de recibir una “lluvia” de felicitaciones.

Fue su segunda presea, pues antes ganó bronce en la pistola deportiva a 25 metros SH1 mixta, también a puro corazón. Sucedió que el primer día tuvo un doloroso problema cuando se encasquilló su vieja pistola rusa y no pudo conseguir medalla en la prueba de 50 metros SH1 mixta.

«Fue algo muy frustante por el fallo del arma. Había clasificado de segunda, ya en esa ronda tenía problemas, pero como es más tiempo pude pasar. En la final entré con dos ceros porque no quiso disparar, así perdí el ritmo de la competencia en la que pude ganar también medalla», recordó de una modalidad efectuada el sábado 24.

«Ya había tenido problemas con esa pistola, aunque en Cuba no. Nosotros usamos armas que nos prestan un poco antes de venir a competir. Son del equipo nacional, pero no son las mejores. Fijáte que el árbitro se asombró porque hacía tiempo que no veía una pistola rusa», detalló.

«Somos atletas cubanos que sabemos sobreponernos a las dificultades», aseguró quien tanto o más que su mamá estaba destinada a ser grande en el atletismo, pues a los 15 años integraba la preselección principal de atletismo en el área de saltos y sufrió un accidente con las pesas.

Nunca imaginó que años después estaría practicando el tiro desde una silla de ruedas. Pero antes de salir, en los Activos de la Dignidad sí había prometido llegar a un oro en Lima.

«Después del accidente no quería dedicarme más al deporte, pero estuve en rehabilitación en el hospital Julito Díaz y allí cambió mi opinión. Primero quise practicar tenis de mesa, pero no encontré entrenador y de tiro sí, así que comencé», narró de sus inicios en la esfera paralímpica, gracias a la atención del técnico Niceto Mesa en el área del estadio Palmar de Junco.

Con dos oros Suárez acaparó la atención en el Open Internacional de Cali, Colombia, hace unos meses. La antillana resultó la segunda más destacada entre los multimedallistas del certamen por los premios en la pistola 25 metros SH1 y en la de 50 metros SH1.

Ahora fue otra de las gratas noticias en esta cita, con el octavo oro para Cuba en un lugar donde antes fueron sorpresas los cuatro títulos de sus compañeros convencionales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code