Vitico, un dirigente de armas tomar (+Audio y Fotos)

0
135
Víctor Manuel Sánchez Arteaga, director del Laboratorio Provincial de Microbiología de Ciego de Ávila /Fotos Vielka Taño Montejo

Él es el trabajador de mayor edad en el Laboratorio Provincial de Microbiología de Ciego de Ávila, es el primero en llegar y el último en salir. Cuentan quienes lo conocen bien que su mayor virtud es la humildad y su gran delirio por la institución. Se trata del director del centro con mayor responsabilidad en los estudios de confirmación de los casos positivos de la Covid-19 en la provincia.

Víctor Manuel Sánchez Arteaga, un hombre sabio y humilde entregado al servicio del pueblo desde la salud pública, y a las mujeres y a los hombres que hacen posible sus triunfos, esos que han estado a la vanguardia en medio de todas las complejas situaciones epidemiológicas ocurridas en Cuba, los mismos que hoy en medio de la emergencia sanitaria han tenido el mayor peso en la toma de muestras de los exudados para el diagnóstico del SARS-CoV-2. 

Sin reparar en la edad, en el riesgo de enfermar, en el tiempo o en el agotamiento, Vitico, como le llaman, permanece todo el tiempo fuera de su oficina, le parece que del otro lado del buró las cosas salen con mayor organización y calidad. El momento dice, demanda estar en el terreno, por eso se le ve lo mismo en una conferencia de prensa, que en una reunión de alto nivel en la provincia, que al lado de sus compañeros de trabajo en las comunidades, en un centro de aislamiento o despidiendo a quienes cada día salen destino a los laboratorios de referencia nacional con las muestras.

A pesar de sus años y de estar al cuidado de su madre enferma, en medio de la actual situación en que las faenas en el laboratorio se duplican y las responsabilidades son mayores, el consagrado directivo ha mantenido su máxima de estar donde se le necesita y no donde están las mejores condiciones. 

Su sueño es ver un laboratorio más hermoso y hacer estudios de gran envergadura porque cuenta con el potencial humano capacitado para ello, su mayor deseo hoy, es que finalmente podamos cerrar la transmisión de casos de la Covid-19 en nuestro país. 

Vitico es de los directivos cubanos que en medio de los problemas, no descansa hasta tener la solución o la respuesta convincente. Sencillo, exigente y ejemplar, el dirigente avileño guarda cientos de reconocimiento por su destacada trayectoria en el sector, sin embargo el más importante de todos, lo lleva consigo en el lado izquierdo del pecho, en su corazón de hombre bueno donde guarda la gran satisfacción de cumplir con el deber en la línea de combate más necesaria y humana y con su patria querida. 

Víctor Manuel Sánchez Arteaga, orgullo de la salud pública de Cuba.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code