Por una verdadera equiparación de oportunidades para las personas con discapacidad (+Foto)

0
24
Ayudar a una persona con discapacidad cuando lo necesite forma parte de los valores que no debemos perder /Foto Internet

Apenas hace unas horas celebramos el Día Mundial de las Personas con Discapacidad  – por cierto, algo opacado por coincidir con otras no menos importantes- mientras los invidentes y débiles visuales desarrollaban en La Habana su VIII Congreso Nacional.

Amén de que este sector poblacional ha ganado muchísimo espacio en la sociedad cubana, todavía uno encuentra cierto rechazo cuando esas personas salen a la calle como cualquier otro ciudadano.

Es cierto que a cualquiera de ellos le basta pedir auxilio cuando quiere salvar barreras arquitectónicas para que una mano se extienda solidaria, o que todavía, de cuando en cuando niños y adultos ayudan a un ciego a cruzar la vía pública, no es difícil encontrar casos contrarios.

Pese al llamado con vistas a que, quienes conviven con alguna discapacidad tengan igualdad de oportunidades, se percibe  descontento cuando en una cola hay quien se molesta cuando un invidente, un limitado físico-motor o un sordo quieren adquirir determinado producto.

Es en el seno familiar donde se deben dar ejemplos de solidaridad con ese sector que lucha por compartir con el resto de la sociedad y asegurar su lugar en ella.

Darles el asiento en el transporte público, facilitarles el acceso  a una consulta médica en las policlínicas, entre otros, contribuye a que las personas con algún tipo de discapacidad alcancen una verdadera equiparación de oportunidades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code