Servicios del transporte apuntan a un mejoramiento en 2019

0
32
Foto Omara García Mederos

El desarrollo de procesos inversionistas en infraestructura y equipamiento y la reorganización de los procesos apuntan al mejoramiento de los servicios de transportación de carga y pasajeros en Cuba en 2019, según trascendió en el balance del sector efectuado hoy en esta capital.

Miguel Díaz-Canel, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, encabezó la reunión de balance de este sector, en la que participaron además los miembros del Buró Político Mercedes López Acea, integrante del Secretariado del Comité Central del Partido, y Ulises Guilarte, secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba, así como Ricardo Cabrisas, vicepresidente del Consejo de Ministros, y Eduardo Rodríguez Dávila, titular del Transporte.

En la reunión se informó que en 2018 se transportaron más de dos mil 144 millones de pasajeros, aunque persisten insatisfacciones de la población en cuanto a la oferta y calidad de los servicios relacionados con insuficientes medios para satisfacer la demanda, ilegalidades, falta de condiciones en las terminales e incongruencias en cuanto a la relación calidad-precio de los servicios.

En el encuentro se informó que en 2019 se implementarán varias medidas para minimizar las causas de estas insatisfacciones, entre ellas la reparación de terminales, el reordenamiento de las rutas urbanas y la utilización de alternativas para incrementar los medios, sobre todo en la capital, donde diariamente se transportan dos millones de personas.

Díaz-Canel orientó evaluar la posibilidad de rediseñar el servicio de Metrotaxis, popularmente conocidos como Gazellas, y ante los resultados del experimento con los transportistas privados en La Habana hacer las propuestas necesarias para su ajuste.

Durante 2019 el ferrocarril cubano recibirá un millonario proceso inversionista que permitirá rescatar rutas de trenes de pasajeros de largas distancias, redimensionar el expreso, rescatar servicios en comunidades rurales con ferrobuses e incrementar la transportación de carga, sobre todo de cemento hacia el oriente del país.

Al respecto el mandatario cubano señaló que si hay un medio que Cuba debe desarrollar es este, por sus características geográficas, y que de aprovecharse bien las inversiones previstas o en curso, el servicio de trenes de la Isla estará en su mejor momento con respecto a los últimos 20 años.

La transportación marítima cubana actualmente está mediada por la baja disponibilidad técnica, problemas organizativos de logística y la desprofesionalización del sector.

En el encuentro se informó que en 2019 se implementan un conjunto de medidas tales como la informatización en los puertos, la recuperación de almacenes con énfasis en la dársena de Yarayó en Santiago de Cuba, la eliminación de la obsolescencia tecnológica en los sistemas de pesaje y la inocuidad de los alimentos.

Un mejor aprovechamiento de los cruceros, la llegada de un dique flotante para servicios de reparación y construcción de embarcaciones y la exploración de nuevas rutas de cabotaje apuntan a diversificar los servicios y fuentes de financiamiento de esta actividad.

Díaz-Canel apuntó al respecto que mediante la inversión extranjera y experiencias internas puede revitalizarse una flota acorde con las condiciones actuales, lo que unido a la recuperación de los puertos posibilitaría potenciar el transporte de carga y pasajeros por esta vía aprovechando la condición insular del país.

En un 2018 caracterizado por tensiones en la flota aérea cubana, para 2019 se anunció en el encuentro una revitalización del servicio con el arrendamiento de aeronaves y un millonario programa para la reparación de aviones a ejecutarse en tres años, así como también la repavimentación de las pistas.

Mientras se avanza en la concesión del aeropuerto internacional José Martí y el aeródromo de San Antonio, otras cuatro terminales aéreas del país se encuentran en vías de preparación para entrar en esta modalidad de la inversión extranjera, toda vez que el crecimiento de la actividad en esos lugares no ha estado acompañado de un redimensionamiento de su infraestructura.

En las conclusiones del balance anual de trabajo, Díaz-Canel subrayó la importancia de la comunicación social para interactuar con la población y hacia lo interno en la preparación de los trabajadores, encargados de materializar los procesos.

Señaló además la necesidad de una mayor informatización de los procesos internos y externos del transporte mediante el gobierno electrónico y el comercio electrónico para eliminar trabas burocráticas y lograr un mayor control mediante la interpretación de los datos que se obtengan de estas herramientas.

Insistió en la necesidad de acudir a la investigación científica y la innovación para responder a los problemas del sector y potenciar la formación de la fuerza de trabajo mediante varias modalidades, entre ellas el nuevo diseño de técnico superior.

El mandatario llamó a una batalla ética contra las ilegalidades y específicamente el robo del combustible, así como también a potenciar el encadenamiento con la inversión extranjera, el turismo la creación de bienes y servicios para la exportación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code