El referendo popular en Cuba y cinco conclusiones a la vista

0
58

Las votaciones en Cuba respecto a la nueva Constitución fueron un éxito rotundo del Sí. Más de seis millones de personas, exactamente seis millones 816 mil 189 respaldaron la Carta Magna, según datos preliminares de la Comisión Electoral Nacional.

Hoy compartimos con ustedes cinco conclusiones simples,  luego del amplio ejercicio democrático ocurrido el pasado 24 de febrero a lo largo de todo el país.

1. La primera es muy obvia: Gran apoyo al importante documento:
    El 86, 85 por ciento de quienes acudieron a las urnas respaldó la Carta Magna. Ese número puede parecer normal aquí, pero es muy difícil que cualquier documento o candidato a un cargo político en otro país alcance tan alto nivel de aceptación.

2. El amplio proceso de construcción colectiva de la Constitución fue una de las bases del éxito este 24 de febrero:
   Millones de cubanos analizamos el proyecto de Carta Magna en centros laborales y barrios, en ciudades y zonas rurales. Entre todos, reflexionamos, debatimos y contribuimos a su perfeccionamiento. Eso fue fundamental para sentirnos más reflejados en sus páginas y dar el sí en las urnas.

3. Los resultados en el referendo confirman la confianza de los hijos de este archipiélago en su Revolución, el proyecto social y la dirección actual del país:
Esos aspectos favorecen también que la unidad y la tranquilidad en la toma de decisiones continúen como elementos esenciales de un pueblo que ha resistido mucho, y se siente con la capacidad suficiente para continuar en el camino de la luz y alcanzar más conquistas de todo tipo, gracias a esfuerzos propios.

4. Cuba se confirma como bastión de la democracia y la fortaleza política:
La aprobación de la Constitución con amplia aceptación constituye también un mensaje para las naciones de América y de otras partes del mundo. Aquí sigue el país con el coraje, inteligencia y fuerza suficientes para no renunciar a sus sueños, a pesar de enormes presiones externas desde hace más de 60 años.

5. Este fue solo un paso, uno esencial, pero faltará mucho en lo adelante:
Serán necesarias leyes complementarias. Lo esencial en el futuro será mantener lo conseguido hasta el momento y concretar más éxitos a favor de todos. La Constitución jamás deberá ser letra inmóvil, sino ser vivo que trace la ruta hacia un futuro de progreso, alegría y dignidad permanentes. Eso, en gran medida, dependerá de nosotros mismos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code