Político español denuncia sanciones estadounidenses contra Cuba

0
9
José Luis Centella, presidente del Partido Comunista de España (PCE)/Foto PL
El presidente del Partido Comunista de España (PCE), José Luis Centella, condenó hoy el endurecimiento de la cuestionada política de hostilidad de Estados Unidos hacia Cuba, mediante la aplicación de normativas extraterritoriales.
En declaraciones a Prensa Latina, Centella opinó que el gobernante norteamericano, Donald Trump, volcó contra el pueblo cubano la frustración que le produce no conseguir derrocar al legítimo presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

‘Vuelve (la Casa Blanca) a la vieja política de presiones económicas’, señaló el otrora diputado nacional y líder del PCE, en referencia a la activación del Título III de la Ley Helms-Burton, que refuerza el férreo bloqueo impuesto por Washington a La Habana.

Según su criterio, al acentuar el asedio contra Cuba y amenazar a empresas españolas que desarrollan legalmente sus actividades en aquella nación, Trump evidencia su desprecio por la legalidad internacional.

Para el también militante de la formación Izquierda Unida, la pretensión del magnate estadounidense es mantener un mundo unipolar en las relaciones internacionales.

En esa línea, llamó a las fuerzas progresistas a no permanecer pasivas ante lo que calificó de nueva burla de EE.UU. y adoptar medidas para que se deroguen las medidas coercitivas puestas en marcha por la potencia norteña.

‘Lo que está en juego no es solamente la legitimidad de la República de Cuba para administrar su propio territorio, sino también el respeto al Estado de Derecho en las relaciones internacionales’, enfatizó Centella.

Aprobada en 1996, la Ley Helms-Burton codifica el bloqueo económico, financiero y comercial que Estados Unidos mantiene contra el país antillano desde hace casi seis décadas, cerco condenado de forma abrumadora por Naciones Unidas

Su apartado III, suspendido hasta ahora, establece mecanismos para que los ciudadanos estadounidenses puedan demandar a empresas que supuestamente se beneficiaron de propiedades nacionalizadas tras el triunfo de la Revolución cubana en 1959.

El ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, calificó la semana pasada de arbitraria la actitud de Trump de recrudecer las sanciones económicas contra la mayor de las Antillas, y vaticinó un período de numerosos litigios entre Europa y Estados Unidos.

‘A Estados Unidos no le gusta el multilateralismo, pero la alternativa es una relación de fuerza y poder y no estamos por eso’, zanjó Borrell, que condenó de manera enérgica la plena aplicación de la Ley Helms-Burton.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code