Papa Francisco defiende a inmigrantes en despedida de Chile

0
3
papa Francisco
El papa Francisco defendió hoy los derechos de la inmigración antes de partir de Chile/Foto: PL

El papa Francisco defendió hoy los derechos de la inmigración y exhortó a estar atentos para defender a los que sufren la precarización del trabajo o el abuso por ser indocumentados.

En su homilía final en la playa Lobito, a 20 kilómetros de la norteña ciudad de Iquique, a casi dos mil kilómetros de Santiago, recalcó la importancia de proteger a personas que van en busca de sueños o se ven obligados a dejar sus países.

‘Estemos atentos a todas las situaciones de injusticia y a las nuevas formas de explotación que exponen a tantos hermanos a perder la alegría de la fiesta’, aludiendo al célebre primer milagro de Jesucristo de convertir el agua en vino.

También, después de varias referencias a las Bodas de Cana, según las sagradas escrituras, insistió en estar vigilantes frente a la precarización del trabajo que destruye vidas y hogares.

‘Estemos atentos a los que se aprovechan de la irregularidad de muchos inmigrantes porque no conocen el idioma o no tienen los papeles en regla. Estemos atentos a la falta de techo, tierra y trabajo de tantas familias’, enfatizó Francisco.

En la norteña región de Tarapacá el 10 por ciento de lao población es inmigrante, fundamentalmente de Bolivia y Perú, y en la periferia de Iquique hay 19 colonias de inmigrantes.

De acuerdo con fuentes oficiales, son 465 mil los inmigrantes en Chile, con los haitianos como la población de mayor crecimiento.

Cerca de 80 mil personas se dieron cita en playa Lobito, muchos menos de las esperadas por los organizadores, que fijaban en 400 mil a los seguidores de la misa.

La fecha final del papa Francisco en Chile, a donde llegó en la noche del lunes, quedó un tanto empañada por su defensa al obispo Juan Barros, acusado de complicidad en casos de abusos sexuales.

‘El día que me traigan una prueba, ahí voy a hablar’, ante la insistencia de periodistas sobre el caso del obispo de Osorno, que ha dividido a la comunidad religiosa de esa ciudad del sur de Chile.

A inicios de la visita del santo padre al país austral, el presidente de la Cámara de Diputados, Fidel Espinoza, entregó a las autoridades del Vaticano una carta que reitera el repudio a la designación de Barros como obispo de Osorno desde hace tres años.

El prelado es acusado de complicidad con el sacerdote Fernando Karadima, condenado y defenestrado por la iglesia católica por cometer abusos sexuales. A Barros se le señala por no haber protegido a las víctimas.

‘No hay una sola prueba contra el obispo Barros, todo es una calumnia’, expresó el papa Francisco, siguiendo a declaraciones del propio inculpado quien se declaró inocente y se vanaglorió por el espaldarazo recibido de su santidad. (PL)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code