No renunciaremos a lo alcanzado y mucho menos a su continuidad

0
31
Antonio Becali, presidente del Inder/Foto Ricardo López Hevia

Para el movimiento deportivo cubano el ya cercano 2019 pone una cota difícil de escalar, los Juegos Panamericanos de Lima, en los cuales al decir del presidente del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER), Antonio Becali Garrido, «el objetivo es superar la actuación de hace cuatro años en Toronto, cuando alcanzamos 36 medallas de oro».

En exclusiva con Granma, Becali abordó los compromisos para el siguiente calendario, pasando también por toda la anchura de las siglas Inder, además de expresar que será un año en el que se dará continuidad a programas ya desplegados.

Como el resultado deportivo es lo más visible, valoró al 2018 no como pasado, «sino como el inicio de un cuatrienio que terminará en el 2020 con los Juegos Olímpicos de Tokio». Preguntado sobre la valoración del almanaque que cierra, expresó que en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla no se pudo alcanzar el histórico primer lugar de Cuba en el medallero y explicó que se debió a un grupo de factores.

«Entre ellos está que no es el mismo deporte que enfrentamos hoy al de hace cinco o diez años. El escenario actual muestra un incremento de la comercialización y ya no es solo la compra de atletas, sino también de entrenadores; la tecnología de punta lo mismo para el entrenamiento que para la competencia, lo cual se ve más en implementos y vestuarios, así como en las instalaciones, establecen una gran diferencia en el resultado», afirmó.

Sin embargo, sentenció: «eso no quiere decir que renunciemos a lo alcanzado y mucho menos que no le demos continuidad. Desde que finalizaron esos Juegos estamos preparándonos para Lima y proponiéndonos metas superiores. Hacemos un chequeo mensual en el que está presente la voluntad de la dirección del país, pues tenemos el privilegio de que nos acompañe el compañero Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, puliendo hasta el más mínimo detalle».

RECUPERACIÓN DE INSTALACIONES PASA POR EL CONCEPTO DE ESCUELAS DEPORTIVAS

Explicó que el triunfo en una cancha o en la pista «requiere de una mirada holística a todos los procesos, porque una medalla panamericana, mundial u olímpica, tiene que ver mucho con una buena instalación, con un recurso humano bien preparado con los aportes que tributa la ciencia, con el profesor de Educación Física y con una población saludable, aspectos que encierran nuestro encargo social».

Argumentó que la estrategia que ha conseguido la recuperación de un grupo de esas instalaciones, como el complejo de piscinas Baraguá; el centro de entrenamiento del hockey sobre césped; los gimnasios de fuerza del béisbol y el atletismo, o las diez canchas sintéticas de tenis en La Habana, continuará en el próximo 2019.

 

«Acabamos de inaugurar una moderna pista de calentamiento aledaña al estadio Panamericano, donde ya existía una casa matriz de Medicina deportiva y para el primer trimestre de 2019 se instalará en el estadio una pista Mondo, de alta tecnología, con la que completaríamos las condiciones para el entrenamiento de las principales figuras y sus relevos; este 28 de diciembre reanimaremos el sistema de alojamiento del ciclismo, en el velódromo».

¿Concepto de escuela? «Sí, en todas ellas y en la ya inaugurada de velas, en Jaimanitas, llevamos el concepto de escuela, que quiere decir que allí, además del entrenamiento, también tienen la posibilidad de hacer su preparación teórica, los estudios tanto de las condiciones de competencias que van a enfrentar como de contrarios; conviven y socializan y se crea un ambiente colectivo tras el mismo objetivo».

En la escuela Cerro Pelado, acotó, ya se puso en marcha la residencia femenina y «ahora nos aprestamos a concluir la masculina, allí se crearán modernas áreas para el baloncesto y para la lucha, en todos sus estilos; cuentan con nuevos sitios de entrenamientos el taekwondo, kárate y el patinaje. Cuando en esas instalaciones hablamos de escuelas es porque se logra la integración de intereses de cara al objetivo fundamental, que es lograr una óptima puesta en forma deportiva».

Nos llamó la atención de que se trata solo de instalaciones de alto rendimiento. «Sí, pero en los municipios y las provincias pasa lo mismo, es visible hasta en lugares bien alejados de las ciudades, en sitios montañosos, con áreas muy bien cuidadas y que reúnen todas las condiciones para desarrollar ese primer escalón tan importante que es el deporte de base».

EL PROFESOR DE EDUCACIÓN FÍSICA Y JUEGOS INTERESCUELAS PARA EL 2019

«Es cada vez más importante ese movimiento en los territorios, pues en la estrategia para el siguiente calendario ya proyectamos los Juegos Interescuelas, que se estructuran a nivel de municipio, de provincia y luego con carácter nacional, con el objetivo de alcanzar una amplia participación. En este sentido, el profesor de Educación Física es vital, porque no hay medalla en Cuba que no haya salido de su clase, de su asignatura que está en el proceso de enseñanza nacional, porque Cuba es el único país que la tiene desde preescolar hasta la universidad.

«Será de gran motivación para ese profesional y para los entrenadores de base, que estarán ya de cara al talento en la propia actividad, lo cual debe favorecer el proceso de captación y elevar cualitativamente la observación pedagógica como método científico». Y agregó: «por eso decía que la recuperación de instalaciones y de áreas deportivas es decisiva en la base para acoger a este gran espacio competitivo entre las escuelas».

LOS 45 DE LA UNIVERSIDAD DEL DEPORTE

La Universidad de las Ciencias del Deporte y la Cultura Física cumplió en el 2018 sus 45 años y el Presidente del Inder expresó que «continuará siendo decisiva. Si hoy podemos hablar de un polo científico en el movimiento deportivo, con centros de referencia como el de Recurso de la Información del Deporte Cubano o el de Investigación, es porque ella le ha tributado ese recurso humano, tanto en sus egresados de pregrado, como en los de diez maestrías y los que emergen de la formación doctoral.

«Pero, además, hay un valor adicional, muchos de esos altos profesionales han pasado por una experiencia práctica como deportistas y entrenadores y hoy son investigadores, una combinación de experiencia muy útil y que debe tributarle al deporte de alto rendimiento un futuro promisorio.

«Pero también a la clase de Educación Física en la formación integral del niño, al deporte para todos y a la recreación, prioridades para el empleo del tiempo libre de nuestra sociedad, y a la cultura física terapéutica, mediante la cual son tratadas numerosas enfermedades crónicas no transmisibles, así como en la rehabilitación de pacientes aquejados de varias dolencias. Hoy los rehabilitadores en muchos centros asistenciales han salido de esa universidad. Este es un objetivo tan importante como una medalla de oro».

SEGUIREMOS IMPULSANDO EL DEPORTE TAN LEJOS COMO SEA POSIBLE

Los calendarios internacionales son cada vez más exigentes para las pequeñas economías, la cantidad de competencias clasificatorias obligan a erogaciones por viajes, alimentación, hospedaje, constantes picos de forma deportiva, renovación de implementos. Le preguntamos a Becali ¿cómo enfrentaría Cuba un esquema prepanamericano y preolímpico tan exigente?

«Con la máxima de Fidel del 19 de noviembre de 1961: “venimos decididos a impulsar el deporte tan lejos como sea posible”. Quiere decir que esa ciencia de la que hablamos, esos Juegos Interescuelas, ese profesor de Educación Física, la Universidad del deporte y nuestros atletas tienen que hacer un mayor esfuerzo. Cuando cualquier rival va a un grupo de competencias mucho mayor que le proporciona una más fácil clasificación, el cubano tiene que asistir solo a las que más puntos dan y en consecuencia las más difíciles, pero no hemos dejado de estar y de plantearnos compromisos cada vez más exigentes. Ahora no será de otra manera. Por eso somos el lugar 16 en la historia de los Juegos Olímpicos, desde Atenas-1896 hasta Río-2016».

Sobre el tema más trascendido en los finales de 2018, el acuerdo entre la Federación Cubana de Béisbol y la mlb, dijo que es «un reconocimiento al deporte cubano, a la pelota y a la calidad y el valor de nuestros peloteros, que están cerrando ahora mismo un excelente campeonato nacional, como deben hacer el resto de los deportes, como lo hizo el boxeo recientemente en Camagüey; es, además, una muestra de respeto por el deportista cubano, que ya no tendrá que exponerse al riesgo de ser presa de la trata de personas por quienes lucran con su esfuerzo».

En el advenimiento del aniversario 60 del triunfo de la Revolución, Becali expresó que «el movimiento deportivo está presente desde la embarazada con la gimnasia para ellas, en los niños, en las escuelas, al lado del médico, en los jóvenes, hasta la tercera edad. Es decir, en el pueblo, que es su único destinatario».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code