Neonatóloga avileña salvó vidas en Bolivia

0
163
Midiala con la niña boliviana y su mamá. Foto archivo de Midiala Cervantes

A partir de ahora la población pobre del estado plurinacional de Bolivia, la de los pueblos originarios, queda en un desamparo total, sin servicios de salud gratuitos, sin el personal médico cubano que les alivió sus dolores, sanó sus heridas y extendió una mano amiga ante cualquier desgarradura.

Desde los primeros meses de 2006, los colaboradores de Cuba cubrieron las zonas más humildes y pobres de la geografía boliviana, sin importarle el clima, los dialectos  y las diversas costumbres de las comunidades más apartadas, algunas  a más de 4 000 metros sobre el nivel del mar.

Dentro de la cantidad de galenos criollos que han trabajado en Bolivia está la avileña Midiala Cervantes Mederos, especialista en Neonatología del hospital provincial Doctor Antonio Luaces Iraola, quien entre tantos recién nacidos a los cuales le preservó la vida, está una neonata de muy bajo peso al nacer.

“Fue la paciente más pequeña con la que he trabajé allí. Una prematura de 625 gramos y  se fue de alta después de dos meses en Neonatología. Yo estuve muy feliz al igual, que su mamá y mi Licenciada en Enfermería Omaida” dijo en esa oportunidad la doctora avileña.

“La niña Eva Luz Cordero, nació en el Hospital Integral Comunitario Roberto Galindo Terán, de Cobija, Departamento Pando, en Bolivia, donde trabajé. Fue una prematura de 30 semanas de gestación, que pesó al nacer 900 gramos y a los 10 días, con la pérdida fisiológica y la gravedad,  bajó a 625 gramos.

“Evolucionó con sepsis connatal grave que requirió apoyo ventilatorio por varios días. Tuvo complicaciones como anemia del prematuro, ictericia, acidosis metabólica, sangramiento digestivo y apneas”, continúa  relatando  la doctora avileña, única neonatóloga que laboró en esa zona boliviana.

Tras días y noches en franca batalla contra la muerte, con diversos procederes médicos, la pequeñita sobrevivió, y como recuerda Midiala: “Fue dada de alta el 5 de noviembre del 2014, a los dos meses de nacida, con un peso de 1 500 gramos, buena succión del seno materno y curva adecuada de peso.

Luego se continuó su valoración en consulta en días alternos, para seguir su estado general y explicó: “La boliviana Eva Luz llegó a este mundo mediante una cesárea de urgencia. Su  mamá, era una adolescente que sólo tenía 17 años de edad, procedente de una comunidad rural”.

Muchos recuerdos imborrables,  de intensa lucha contra la muerte que asechaba a los recién nacidos,  atesora Midiala, pero uno de los más emotivos fue un encuentro personal  con el Presidente  Evo Morales, en una actividad con médicos cubanos. De ese feliz momento  guarda una foto.

De ahora en adelante, los recién nacidos, y la población pobre del país andino, quedan desamparados, sin poder pagar el alto costo de los servicios médicos privados, pero prevalecerá la remebranza de los cientos de cubanos que les entregaron su ciencia y su corazón para restablecerles o preservarles la salud.

La doctora avileña junto a Evo Morales. Foto del Archivo Personal de Midiala Cervantes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code