Médicos cubanos: en la mira de la derecha fascista 

0
34
Foto ACN

Nunca antes escuché tanta arremetida contra los médicos cubanos que reparten bienestar y salud por el mundo, hoy son la punta de lanza del imperio que a través de sus múltiples monopolios de la desinformación visualizan a nuestros galenos como asesores militares, pandilleros y propagadores de revueltas sociales; así quieren ocultar las barbaries que se cometen en países como Chile, Brasil, Ecuador y ahora en Bolivia, tras la renuncia del presidente legítimo Evo Morales Ayma.

Esta semana que casi concluye, colaboradores de la salud en Bolivia fueron detenidos, por el presunto delito de poseer 700.000 bolivianos, unos 100.000 dólares en una mochila, recursos económicos que todos los meses necesitan para pagar sus gastos relativos a sufragar el lugar de alojamiento y otros necesidades básicas de los cooperantes de la isla, tema que fue reconocido ya por las autoridades de facto en la nación andina.

Esta semana también el gobierno de Ecuador informó la decisión de dar por terminada la colaboración médica en ese país, la misma mentira y estilos que se hacen tendencia en gobiernos arbitrarios y que son anfitriones de las políticas dictadas por el Fondo Monetario Internacional de ajuste de sus economías, siempre en contra de los sectores más vulnerables.

Ernesto Soberón, director de Asuntos Consulares y Residentes en el Exterior de la cancillería cubana desmintió con sólidos argumentos las patrañas originadas desde el gobierno yanqui y materializadas por Bolsonaro en Brasil, María Paula Romo, ministra de Gobierno de Ecuador y ahora se suma a la campaña de falacias Roxana Lizárraga Vega, Ministra de Comunicación del golpismo en Bolivia. La idea central que rige las maléficas acciones anticubanas es desmontar la humana labor de los colaboradores de la salud de Cuba que en 164 países llevan el amor, la salud, la vida a los más pobres, esos que apenas se atendían sus problemas sanitarios pues en siglos nunca tuvieron un sistema de salud gratuito y que llegara a los más recónditos lugares a los que asisten los galenos y especialista de la rebelde isla.

Quieren negar la historia de un país y su Revolución que bloqueados de la forma más cruel, exporta servicios de salud para salvar las vidas y retribuir, en parte algunos ingresos a la economía cubana, pues saben que nunca podrán bloquear la realidad de un pueblo y su gobierno que cuanta con un capital humano con suficiente preparación intelectual, capaz de competir en todos los ámbitos del conocimiento.

Ni el Ministro golpista de Gobierno boliviano, Arturo Murillo, ni Roxana Lizárraga quién hoy lidera las sartas de mentiras desde su supuesto cargo de Ministra de Comunicación, ni la autoproclamada Presidenta interina Jeanine Áñez han podido mostrar una sola prueba que demuestre la participación de nuestros médicos en las manifestaciones contra el golpe de estado perpetrado en la nación andina.

Este sábado en horas de la mañana llegaron los primeros médicos de la misión solidaria cumplida en Bolivia, con la vergüenza, el talento, la integridad moral y física que supera toda la mentira orquestada desde el gobierno imperial de Trump y acatada por los falderos del gobierno golpista de Bolivia, por el traidor Lenín Moreno y el más fiel de los lamebotas, el fascista Jail Bolsonaro.

Cuba, su pueblo, sus trabadores de la salud que se aprestan a festejar el día de la medicina latinoamericana el, próximo 3 de diciembre están orgullosos de los valores éticos y morales que juraron, y defienden con firmeza el compromiso con Fidel de servir donde más útiles sean, esas verdades, enarboladas a la altura del pabellón patrio, nada ni nadie las desmontará pues son la honra de una patria entera, que vive del orgullo de su historia de más de 150 años de luchas y sacrificios ante el más poderoso y cruel de los imperios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code