Los retos del periodismo deportivo pospandemia

0
21
Carlos Alberto González, presidente del Círculo de Periodistas Deportivos de Cuba /Foto AIPS

El Dr. C. Carlos Alberto González, presidente del círculo especializado en Cuba, ofreció sus consideraciones a JIT

Con todo éxito transcurrió este jueves la conferencia online dedicada al Día Mundial de los Periodistas Deportivos y el 96 Aniversario de la fundación de su asociación internacional, conocida por las siglas AIPS.

El evento reunió en un escenario virtual a profesionales de todos los continentes, incluido un prestigioso panel encargado de presentar aristas esenciales de la celebración en el contexto de la COVID-19.

Actuales desafíos culturales para los medios deportivos fueron compartidos por más de 686 periodistas de unos 140 países, en la mayor reunión del gremio en la era pospandemia.

El panel internacional se tituló: ¿COVID-19 ha afectado la independencia y el futuro de los periodistas? Y aglutinó a voces influyentes del sector, entre esas las provenientes de La Gazzetta dello Sport, L’Équipe y Marca, a través de sus respectivos editores jefes Stefano Barigelli, Jérome Cazadieu y Juan Ignacio Gallardo.

Carlos Alberto González, reconocido profesional de la televisión cubana y presidente del Círculo de Periodistas Deportivos de Cuba, observó esta experiencia de AIPS y resaltó a JIT «todo lo hecho por la organización en función de los intereses de la prensa deportiva, porque la pandemia ha elevado las afectaciones, sobre todo los despidos de colegas en varios países del mundo, al quebrar o cerrar sus medios».

Manifestó como honorable «la labor de su presidente Gianni Merlo, periodista prestigioso y de mucha experiencia, dado a la tarea de seguir la situación del gremio a nivel mundial».

«Sin dudas, la pandemia ha incidido en el periodismo deportivo. Al no haber actividad durante meses hemos tenido que reinventarnos y seguir escribiendo para nuestros públicos», apuntó el Doctor en Ciencias de la Comunicación.

Luego indicó que mucho de lo vivido en esta etapa debe quedarse para siempre: «Nos obligó a explotar las posibilidades de los trabajos históricos y otros vinculados al presente; y también a realizar análisis de lo que puede suceder en el deporte a partir de esta situación crítica».

«Igual nos ha servido para un mayor y mejor uso de las tecnologías de la información y la comunicación, desde obtener declaraciones a través del teléfono o las redes de internet, hasta visitar la casa de un atleta y grabarlo con el dispositivo disponible en ese momento. Son prácticas viables en función de la construcción periodística que se acentuaron con la pandemia y se emplearán todavía en el futuro, en esta nueva normalidad», reflexionó el también profesor universitario.

Carlos resaltó la fortuna de los cubanos, pues «contamos con un sistema social diferente, en que el ser humano es lo más importante y está por encima de cualquier cosa».

Elogió la preocupación constante de los dirigentes del gobierno, empezando por el Presidente de la República Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y de un sistema de salud universal y gratuito, opción no disponible en muchos países. Así, dijo, hemos podido acorralar la pandemia.

Destacó que la prensa cubana en general ha sido protegida: «A nadie lo despidieron y muchos colegas han trabajado desde sus casas con todas las garantías salariales. Incluso a personas vulnerables a la enfermedad, por ser mayores de edad o presentar problemas de salud, se les ajustaron sus tareas sin temor a perder los ingresos mensuales. Esa fortaleza social nos hace sentir muy orgullosos de nuestro país».

«Cuando pase todo esto, y ojalá sea rápido, tenemos que sacar las experiencias de la etapa y aplicarlas al mejoramiento de nuestro trabajo», recalcó un periodista con amplia experiencia en coberturas internacionales.

«En la conferencia online de hoy se produjeron varias intervenciones interesantes. El director de Marca, el español Gallardo, se refirió por ejemplo a las pérdidas financieras por la no venta del periódico impreso. Ese fenómeno está ocurriendo, ya que las personas no pueden ir a los centros de venta por temor a contagiarse. Ese miedo va a quedar en la mente de las personas por mucho tiempo», comentó González.

«Este es un buen momento para analizar cómo mejorar los medios tradicionales y digitales. La juventud, franja importante de las audiencias, prefiere consumir la información en internet, de ahí que sea un gran reto del periodismo deportivo cubano potenciar todas las vertientes en la web, sin descuidar los medios tradicionales», agregó el catedrático.

En otro momento, y retomando a Gallardo, Carlos alertó que «esta situación ha forzado una separación mayor entre los atletas, los eventos y la prensa especializada, al realizarse entrenamientos a puertas cerradas y reducir o no contemplarse las entrevistas a deportistas. Eso puede marcar una pauta poco beneficiosa para el periodismo y la sociedad, de modo que la situación sanitaria debe aconsejar cuando volver a la normalidad de la profesión».

«Esa brecha no puede producirse, la fuerza del periodismo radica en estar en el lugar de los acontecimientos y acceder a las fuentes directas de la información, casi siempre atletas y entrenadores. Si se pierde eso también desaparecerán las atribuciones que diferencian a un profesional de la prensa con quienes lo ejercen por cuenta propia desde internet u otras plataformas. Entiendo que la salud y la vida están por encima de todo, pero la tarea del periodista debe resguardarse», opinó finalmente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code