Lamenta directiva de Crucero por la Paz no poder atracar en La Habana por bloqueo

0
30
Foto Prensa Latina

Una carta de la ONG Peace Boat (Crucero por la Paz) en la que lamenta profundamente la imposibilidad de atracar en puerto cubano por nuevas restricciones del bloqueo de Estados Unidos, fue entregada este jueves en La Habana a su destinatario, Fernando González Llort, presidente del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), tradicional anfitrión del proyecto con base en Japón.

Firmada por Tatsuya Yoshioka, fundador y director de esa ONG, la misiva “informa con mucha tristeza que por regulaciones emitidas por el Departamento del Tesoro de EEUU la nave se veía imposibilitada de visitar la Isla este 13 de junio, como originalmente establecía el itinerario”.

“Para nosotros es motivo de inmensa tristeza el no poder visitarlos este año lleno de tanto significado para las relaciones bilaterales entre Japón y Cuba”, agrega la carta entregada en la sede del ICAP por Adrián Godínez, representante de Peace Boat, crucero de propiedad estadounidense.

El texto señala que el crucero lleva más de 36 años viajando por el mundo mientras promueve el entendimiento entre los pueblos, el desarme nuclear y la paz mundial, “sin embargo, a pesar de los obstáculos que puedan presentarse, nosotros queremos seguir creando puentes entre los pueblos, objetivo que incluye a Cuba, y seguirá incluyéndola”.

Tatsuya Yoshioka agradece las tradicionales bienvenidas a Peace Boat por Cuba, el ICAP  y el pueblo, y hace votos por “la reafirmación y reforzamiento de nuestros lazos de cooperación y amistad en el futuro”.

Tras recibir la carta, González Llort fustigó las medidas absurdas y ofensivas del gobierno de Estados Unidos al prohibir –en su creciente hostigamiento a Cuba- los viajes de cruceros a Cuba, donde esperaba a los pasajeros de esta nave un enriquecedor programa de visitas a centros sociales, culturales y turísticos para conocer directamente la realidad de la Isla.

Consideró esencial explicar a los japoneses y otros participantes en el crucero la causa por la que no pudieron llegar a La Habana, ya que en ocasiones no se tiene una idea completa de hasta dónde llega el bloqueo de Washington contra Cuba.

Nosotros permanecemos aquí siempre dispuestos a recibirlos y a organizarles programas de visitas, enfatizó.

El presidente del ICAP remarcó “les agradecemos lo que hasta hoy han venido haciendo”, destacando la importancia de que la ONG Peace Boat prosiga su larga historia de acciones pacifistas por el mundo, que han incluido conferencias con la participación de hibakushas, sobrevivientes de los bárbaros ataques nucleares de Estados Unidos a Hiroshima y Nagasaki en 1945.

Adrián Godínez reiteró que Peace Boat proseguirá su trabajo por llevar a todos los confines su mensaje de paz, e informó que la ONG analiza acciones alternativas para reiterar su respaldo al pueblo cubano, aludiendo a posibilidades de que una delegación viaje a lanación antillana y la participación en el encuentro continental asiático de solidaridad con Cuba previsto para el próximo mes de julio en Nepal.

Comentó que las nuevas restricciones del bloqueo fueron anunciadas por EE.UU. cuando el Crucero por la Paz se acercaba a Nueva York en su travesía internacional, y al ser conocida sorpresivamente la suspensión de la visita a La Habana los pasajeros estaban decepcionados.

Por esta medida no pudo llegar a Cuba una donación aportada por amigos japoneses y cubanos residentes en Japón dirigida a los damnificados por el tornado que azotó a la capital.

En el encuentro en el ICAP participaron además por la institución José Prieto, vicepresidente, Leima Martínez, directora y Rafaela Valerio, funcionaria.

Desde 1989 el crucero ha visitado en 19 ocasiones a Cuba. La ONG Peace Boat es activa dentro del movimiento de solidaridad con Cuba en Japón- donde funcionan organizaciones de amistad con la Isla-, y recibió en 2009 la Orden de la Solidaridad otorgada por el Consejo de Estado a propuesta del ICAP.

En las visitas 14 y 15 de Peace Boat a Cuba (2010 y 2012) se efectuaron encuentros entre los pasajeros e hibakushas y el líder histórico de la Revolución Cubana Fidel Castro.

Del primer intercambio el Comandante en Jefe escribió una Reflexión titulada “Lo que jamás podrá olvidarse“ en una de cuyas partes expresa: (…) recordando la consigna de ustedes, que tiene, a mi juicio, un especialísimo valor: “Aprende de las guerras pasadas para construir un futuro de paz (…)”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code