“La saga de Mimo-Sam”

0
58
Este pollito rompió el cascarón luego de una semana de que la madre abandonara el nido con el resto de sus crios/Foto Sergio Baño Aguiar

Capítulo I: “Mimo-Sam: pollito por cuenta propia”

Parece que las altas temperaturas y las escasas precipitaciones de esos días en el sur avileño, propiciaron el milagro; no en balde los termómetros registraron en la estación de Veguitas, Granma, una marca absoluta para Cuba con 39, 1 grados.

En realidad fueron dos las gallinas que empollaron, pues primero una pinta se echó y luego de varias jornadas se le unió una de plumas encrespadas, que quizá puso un huevo tardío.

Después de abandonar el nido, las devotas mamás cubrían el huevo en la noche y al amanecer el sol las sustituía y regalaba su tibieza a la porfiada vida que añoraba la luz. Así lo vi, acabado de salir, en la mañana del 4 de julio.

Pensé que los días estaban contados para el milagro y en la primera noche lo coloqué debajo de las gallinas; ellas lo aceptaron pero él, en la mañana, quiso estar junto a mí. Trataba de subir a mis pies buscando mimos, así nació su nombre, que secundó el del personaje que identifica a Estados Unidos, “tío Sam”, por celebrarse el Día de la Independencia en esa nación.

Lo de “por cuenta propia” se infiere; además, existe en Cuba una modalidad de trabajo llamada así, que surgió para paliar las dificultades de empleo, en buena medida derivadas del bloqueo.

Y es que ese llamado embargo constituye ciertamente una guerra económica de la cual no escapará ni el propio Mimo-Sam.

De hecho, gracias al cerco impuesto por Washington, la Isla posee la más amplia diversidad genética de gallinas domésticas en el mundo, pues no llegan a predominar las más comerciales, al no tener la garantía de sus requerimientos y todo gracias al bloqueo.

…Y ya se sabe, puede faltarnos cualquier cosa, de todos modos insistimos en el derecho a construir nuestro futuro, no siempre en línea recta, pero avanzamos.

Y Mimo-Sam carecerá de hormonas o piensos, aunque comerá semillas y cuanto aparezca; su crecimiento puede darse más lento, pero, como el pueblo cubano, prevalecerá.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code