La protección al consumidor y la situación del pesaje en Cuba

0
5
La protección al consumidor y la situación del pesaje en Cuba /Foto ACN
La protección al consumidor y la situación del pesaje en Cuba /Foto ACN

Una de las principales preocupaciones hoy es la veracidad del pesaje de las mercancías.

La Resolución 54/2018 del Ministerio de Comercio Interior (Mincin), recientemente emitida, define los derechos de los consumidores, y entre ellos destaca la protección de sus intereses económicos, así como su potestad de comprobar el peso del bien adquirido en el área destinada al respecto.

Precisamente una de las principales preocupaciones hoy es la veracidad del pesaje de las mercancías, que se comercializan a granel de manera liberada, y de los alimentos que cada mes llegan por la canasta familiar normada, teniendo en cuenta los años de explotación de muchos de los equipos que se emplean con tales fines y en algunos casos, su sustitución por medios no convencionales (latas, bolsas, jarros).

A tono con la implementación de la nueva normativa, especialistas del Mincin explicaron a la prensa que para el país constituye una prioridad el aseguramiento metrológico, el cual incluye la reparación y mantenimiento de los instrumentos del sistema – no solo las pesas- así como la reposición por equipos nuevos.

Yosvany Pupo Otero, director de Ventas Minoristas del organismo, señaló que con este fin las unidades priorizadas son las bodegas, los mercados Ideales y las tiendas de materiales de la construcción, las cuales se irán beneficiando en la medida en que adquieran los recursos.

Sin embargo, la entrega de pesas por la industria nacional no se ha comportado de manera estable pues, por ejemplo, según el especialista, en el período 2015-2017 se inscribieron en el plan 11 mil 027, de las cuales solo se recibieron el 38,9 por ciento.

En el caso de la pesa de 15 kilogramos (kg) –la de mayor uso en las actividades comerciales minoristas- el cumplimiento fue solo del 22,8 por ciento, refirió.

Específicamente en el pasado año, subrayó Pupo Otero, se inscribieron siete mil 262, la mayoría de 15 kg, en aras de ofrecer una solución efectiva a la demanda del comercio y fundamentalmente de las bodegas, pero debido a dificultades de financiamiento de la industria solo se entregaron mil 627.

Aunque el plan contratado para el presente calendario asciende a seis mil 972 balanzas y básculas, la entrega se ha visto afectada por la falta de componentes para el ensamble de los equipos de medición, precisó.

El funcionario reconoció que ello impacta negativamente en el cumplimiento de la Resolución 54/2018, debido a que la misma aprueba las “Indicaciones para la organización y ejecución de la protección al consumidor en el sistema de comercio interno”.

Entre estas se alude a la obligación de los proveedores de productos y servicios de efectuar un correcto pesaje o medición de la mercancía que comercializan por peso, volumen o longitud, con medios certificados por la autoridad competente.

Además, establece que deben mantener en buenas condiciones de funcionamiento y debidamente calibrados y certificados los instrumentos de medición que se utilizan en las actividades productivas, comerciales y de servicios.

Teniendo en cuenta lo anterior, Pupo Otero resaltó la urgencia de un impacto en la adquisición de equipos de medición para la sustitución de los obsoletos, y que permita también el cambio al Sistema Internacional de Unidades.

De igual manera, el director de Ventas Minoristas del Mincin recordó que el asunto del pesaje va más allá de los instrumentos, pues en ello repercute también el actuar de los dependientes, la posibilidad de que los clientes puedan comprobar el peso ante una inconformidad y la eficiente acción de fiscalización.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code