martes, enero 26, 2021
22.3 C
Ciego de Ávila

La ciencia aporta información sobre el científico alemán Juan Cristóbal Gundlach

Un estudio osteobiográfico revela nueva información sobre Juan Cristóbal Gundlach (1810-1896), naturalista alemán cuyos restos se trasladaron recientemente a la cubana provincia de Matanzas, donde estudió y clasificó, entre otros muchos logros, al zunzuncito, ave más pequeña del mundo.

El sabio europeo, nacido en Marburgo, cojeaba al andar, y los cálculos sugieren que poseía una estatura de 1,69 metros, es decir, era más bajo de lo que se pensaba, explicó el doctor Ercilio Vento Canosa, Historiador de la Ciudad de Matanzas, quien jugó un rol determinante en la búsqueda e identificación del cuerpo.

Gracias a la gestión del doctor en ciencias Armando Rangel, director del Museo Antropológico Montané, perteneciente a la Universidad de La Habana, se recuperó el 24,4 por ciento de la osamenta que se encontraba en el cementerio Cristóbal Colón de la capital, argumentó el patólogo forense.

1123-zunzun1.jpg

Se trata de un esqueleto asimétrico, donde la longitud del fémur derecho es de 46,4 centímetros y la del izquierdo de 46, la tibia derecha poseía 38,5 centímetros y la izquierda 37, es curioso para un hombre que caminó tanto, por primera vez se hace este estudio con los pocos restos conservados de Gundlach, destacó Vento Canosa.

Sandra Bahr, profesora de la Universidad de Ciencias Médicas de Matanzas, comentó que en la caracterización osteoscópica y osteométrica del esqueleto participan especialistas de las cátedras de Antropología Física, y Paleopatología, además de los Servicios Provinciales de Medicina Legal.

Gundlach es un personaje imprescindible de la ciencia cubana en el siglo XIX junto a Felipe Poey y Carlos de La Torre, uno se asombra cuando ve la enorme lista de especies que clasificó, pudo haberse radicado en Surinam pero optó por Cuba y por Matanzas, comentó Vento Canosa.

Los recorridos del naturalista alemán se extendieron por toda la provincia de Matanzas, incluyen desde Punta de Maya en la costa norte, hasta la Ciénaga de Zapata, situada en el sur del territorio y reconocida como el mayor y mejor conservado humedal del Caribe insular.

En la local Oficina del Conservador se erigirá un monumento donde descansarán los restos de Juan Cristóbal Gundlach, quien en esta ciudad conoció a la poetisa Gertrudis Gómez de Avellaneda y en su honor nombró a la mariposa Phoebis Avellaneda.

1123-zunzun2.jpg

Llegado a Cuba en 1837, casi de forma transitoria, quedó fascinado por este arcipiélago y su naturaleza y aquí se estableció, y al morir a los 86 años dejó una obra inconmesurable, con aportes plasmados en estudios e investigaciones sobre mamíferos, aves, insectos, reptiles y moluscos.

Otro de sus logros fue la creación, en 1895, del primer museo de zoología que existió en el país, con piezas que hoy constituyen una de las colecciones históricas más importantes que posee el Instituto de Ecología y Sistemática, del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

Perteneció a la Sociedad Económica de Amigos del País de La Habana, al Liceo de Matanzas, a la Real Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana, y a las Sociedades de Historia Natural de Madrid, Boston y Montreal.

Artículos relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code

Radio Surco en redes sociales

1,357FansMe gusta
2,127SeguidoresSeguir
97suscriptoresSuscribirte

Último publicado