Jaranero de raíz, mentor de ida y de vuelta (+audio)

0
7
Tomás Madrigal Díaz./Foto Idael Varela Ferrer
Tomás Madrigal Díaz./Foto Idael Varela Ferrer

Tomás Madrigal Díaz, periodista de la emisora Radio Surco, recibe el reconocimiento de sus discípulos.

Crónica

La imagen de ese señor, desde el inicio entrañable, fue la mejor postal del comienzo de mis mayores sospechas. Estas son líneas en primera persona por las encomiendas del oficio, pero imagino que son compartidas por todo el que se ha sumado a este viaje.

A Tomás Madrigal Díaz (Tomasito) lo conocen todos en las coordenadas donde se forja el periodismo avileño. Los más de treinta años haciendo y enseñando lo mejor que sabe, hacen de esa figura vivaracha una de los ejemplos más intensos de dedicación al arte que emanamos a través del éter.

Jaranero de raíz, mentor de ida y de vuelta, y pegado a esos ojos pícaros que le tocaron por la genética, prefiero guardarlo para la memoria, ahora que su presencia cotidiana asumirá otro espacio, porque cuando se deja la vida entre coberturas y redacciones informativas y se le pone a ese empeño una dosis de compromiso y valentía sobran las palabras para hablar de un colega, de un amigo.

De sus hazañas en el gremio versan historias en el periódico y la televisión, pero en la radio se construyó su vida y la manera de hacer que más le atrae.

Lo despedimos a la tranquilidad hogareña con cariño, alegría, pero también con pesar y yo hasta con un poco de sano orgullo.

 Me tocó conocerle, me tocó aprender de sus maneras, me tocó ser blanco de sus bromas y de su energía desbordante. Porque él siempre desbordará periodismo, él siempre desbordará los pasillos de Radio Surco.

Rebosará los moldes de la defensa  a un oficio, a un modo de vida y esas buenas noticias siempre embrujan a semejantes. Por fortuna para esos extraños modos de la felicidad no hay conjuros certeros.

Jamás nos libraremos de las indicaciones del cuadro más fotogénico que tenemos y seguirá en sus poses y en sus haceres, porque a fin de cuentas los verdaderos cuadros nunca se retiran.

 

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code