Insatisfacciones y reservas económicas en Majagua

0
2
Varios delegados plantearon que la motivación es como una materia prima deficitaria cuando es insuficiente la atención a los trabajadores /Foto José Luis Martínez Alejo
Varios delegados plantearon que la motivación es como una materia prima deficitaria cuando es insuficiente la atención a los trabajadores /Foto José Luis Martínez Alejo

El salario volvió a sobresalir entre las inquietudes en la primera Conferencia Municipal de la CTC en Ciego de Ávila.

Aunque en tierra de tradiciones socioculturales de los bandos rojo y azúl hubo alentadores resultados económicos en el 2017, quedaron insatisfacciones y reservas de eficiencia que suscitaron planteamientos en la Conferencia Municipal del XXI Congreso de la CTC en Majagua, primera celebrada en la provincia de Ciego de Ávila.

Uno de los asuntos más debatidos fue el atraso de la construcción civil para el montaje de una línea de llenado aséptico en la fábrica de conservas de la localidad. Tal disyuntiva interrumpe la campaña del tomate tras ser desmontado el obsoleto equipamiento, lo cual limita el salario de un grupo de trabajadores interruptos de forma temporal.

Se conoció que la puesta en marcha de los modernos equipos en el primer semestre del presente año, posibilitará procesar guayaba y mango. Incluso, triplicarán la futura molida del vegetal para aprovechar gran parte de la producción del territorio majagüense que se ha convertido en el mayor polo tomatero del país.

“El volumen del producto que no se procesa aquí va parar al combinado industrial de Ceballos, también de nuestra provincia, pero es dinero que pierden los majagüenses”, afirmó Héctor Benítez Mora, secretario general de la CTC en la provincia avileña, quien instó a potenciar en cada colectivo laboral el control interno y el enfrentamiento al delito con incidencias allí en el hurto y sacrificio de ganado mayor.

Las preocupaciones en materia salarial no solo inquietan a los conserveros, ferroviarios y obreros de la industria ligera. Una delegada por la Organización Básica Eléctrica dijo que un liniero gana 0.16 centavos en una hora de trabajo, frente al peligro subido en un poste después de las 10:00 de la noche”.

Y enfatizó la compañera: “En nuestro centro, perteneciente a una empresa en perfeccionamiento empresarial, no tenemos brecker para reposición, por eso aumentan las quejas de los clientes, y hay escasez de acometidas porque el comprador adquirió las de aluminio y hacían falta de cobre…”.

Sulema Veliz Pina fue ratificada como secretaria general del Comité Municipal de la CTC, el cual tiene como principal reto darle un vuelco a la sindicalización que en la etapa analizada tuvo un decrecimiento de 417 afiliados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code