El humor y la gráfica en los ojos y manos de Osval

3
4
Osvaldo Gutiérrez Gómez (Osval), fotorreportero de la Agencia Cubana de Noticias, en plena edición de fotografías y caricaturas, en la ciudad de Ciego de Ávila/Foto ACN
Osvaldo Gutiérrez Gómez (Osval), fotorreportero de la Agencia Cubana de Noticias, en plena edición de fotografías y caricaturas, en la ciudad de Ciego de Ávila/Foto ACN

Por la profesionalidad de su obra mereció el Premio nacional Juan Gualberto Gómez por la obra del año  2017.

Osvaldo Gutiérrez Gómez es de esas personas carismáticas que de manera natural se gana la amistad de los demás y se da a querer con facilidad.

Él está en el grupo de periodistas que ponen mucho amor a lo que hacen para que la vida sea más placentera, y tiene el don y el arte de tratar muy bien en “broma” temas tan serios como la política injerencista que el imperialismo realiza en el mundo.

Osval, nombre artístico de este fotorreportero de la corresponsalía de la Agencia Cubana de Noticias (ACN) en Ciego de Ávila, posee la capacidad de atraer la atención de los lectores a través del humor gráfico, ilustraciones y fotografías.

Por su profesionalidad, variedad temática y actualidad en sus obras mereció el Premio nacional Juan Gualberto Gómez por la obra del año  2017.

“Agradezco al jurado por esa valoración de mis trabajos, pues el Juan Gualberto es uno de los más importantes reconocimientos que entrega la Unión de Periodistas de Cuba, pero también me siento premiado cada vez que un medio de prensa publica un dibujo o una foto de mi autoría y los lectores, aún sin conocerme, felicitan y elogian”.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, anuncia que comenzará la construcción de un muro en la frontera con México. 27 de enero de 2017. ACN CARICATURA/ Osvaldo Gutiérrez Gómez

Sazonadas de buen sentido interpretativo, las caricaturas e historietas de Osvaldo logran frescura de lo simple y sencillo para sacar la sonrisa cómplice del público, y con el lente es capaz de atrapar imágenes que no necesitan pie de foto.

Este avileño, licenciado en Comunicación Social, comenzó su vida en el gremio periodístico como diseñador editorial del periódico provincial Invasor en 1999, donde estuvo hasta el 2007, cuando decidió incursionar como fotorreportero en la entonces Agencia de Información Nacional.

Invasor es una de mis casas y no he dejado de colaborar con el semanario, pero necesitaba explotar la fotografía, la cual me apasiona tanto como el diseño y las caricaturas, comenta Osvaldito, quien a sus 13 años de edad fue el colaborador más joven de la revista humorística Palante.

La Agencia ha sido una escuela para mí, he ido formándome poco a poco gracias a las exigencias y posibilidades de crecer que brinda este medio de comunicación, refiere Osval, ganador de premios y menciones en la Bienal del Humor de San Antonio de los Baños y en el Salón Internacional de Humor Gráfico de  Santa Clara.

La inclinación de esta manera de hacer arte viene por mi papá, él era ebanista y le gustaba mucho pintar a los héroes de la Patria, luego, cuando estaban terminadas, yo las reproducía, dice con orgullo visible.

Recuerdo que en la secundaria básica hice mis primeras caricaturas, matriculé en un taller de historietas humorísticas y compraba publicaciones de ese corte, con el dinero que me daban mis padres para merendar en la escuela.

De esa etapa no olvido las primeras herramientas técnicas para mejorar el dibujo que me dio el artista de la plástica Rafael Borroto Galbes, quien es mi amigo y siempre se ha interesado por mi futuro en esta profesión”.

Más acá en el tiempo y como fotógrafo de la ACN, tomé el consejo del caricaturista cubano Adán Iglesias Toledo (Adán), director del suplemento humorístico DDT del diario Juventud Rebelde: debes dibujar todos los días para superarte, ese es el reto, agrega Osval.

Entre los mayores deseos de este avileño, miembro de la Asociación Cubana de Comunicadores  Sociales y presidente de la filial de artes plásticas de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba en la provincia, está que se le dé un espacio fijo a la caricatura editorial en los medios de prensa nacionales.

Defensor de su profesión, también le preocupa que en la carrera de periodismo se haya minimizado la importancia de la parte gráfica en los programas de estudios, pues no existen escuelas de fotografía ni de humor gráfico en la Isla.

Como el humor bien en serio siempre acompaña a este colega, comenta que Diego, el más pequeño de sus dos hijos, quiere que una parte de ese premio en metálico lo destine para comprarle una guitarra.

“Claro que la compraré, si Dieguito quiere ser artista, tendrá siempre mi apoyo para que se entregue con pasión y amor como lo hago yo en lo que me gusta”.   (Por Lubia Ulloa Trujillo, ACN)

3 Comentarios

  1. Osval el orgullo de La Guajira, con sus caricaturas le pone ese humor que tanta falta hace, sobre todo a la hora de enfrentar las complicaciones que tenemos a diario los cubanos. Mis saludos y mis respetos a ese grande de la sátira social que es Osval.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code