Gran Humedal Norte de Ciego de Ávila recobra su vigor

Gran Humedal del Norte de Ciego de Ávila
Gran Humedal del Norte de Ciego de Ávila./Foto Prensa Latina

Las lluvias ayudaron a equilibrar los daños en el ecosistema costero avileño.

El Gran Humedal Norte de Ciego de Avila recobra su vigor, pues las lluvias ocurridas en los meses anteriores beneficiaron sus áreas, principalmente, los espejos de agua, muy deprimidos por la sequía.

La falta de precipitaciones en la provincia avileña por más de dos años, ocasionó que ese ecosistema perdiera los aguachales, ríos y charcas, y sus dos lagunas naturales tuvieran muy bajo nivel de llenado.

Por tal motivo muchos animales perdieron su hábitat y se desplazaron hacia otras zonas, mientras la vegetación permaneció muy deteriorada.

Aunque el huracán Irma a su paso por el territorio perjudicó gran parte de la flora y la fauna del humedal, las lluvias que dejó ayudaron a equilibrar los daños y ya casi todo volvió a la normalidad.

En la actualidad el panorama es otro, los bosques muestran cierta recuperación, ya los árboles están reverdecidos y los animales terrestres, aves y anfibios retornaron a su medio, donde tienen aseguradas la comida y áreas para la reproducción.

Muchas especies  que habitan en ese ecosistema necesitan de zonas húmedas, ya sea de agua dulce, salada o salobre, de manera permanente o temporal, para adquirir sus alimentos y crear sus nidos en el período reproductivo.

Ejemplo de ello es la grulla, muy abundante en la zona de El Venero, que debido a la pérdida de los aguachales estuvo sometida a un proceso de estrés, por lo cual se alejó del lugar.

Asimismo les ocurrió a las aves acuáticas, entre ellas los flamencos rosados, pelícanos, corúas,  yaguasa criolla y los patos de las Bahamas.

Extendido por el norte de la central provincia de Ciego de Avila, el  humedal, segundo más extenso de Cuba, abarca casi 227 hectáreas de la faja de costa, cayos adyacentes y una rica plataforma marina proveedora de recursos pesqueros de interés económico.                                                                                      

Pertenece a la Reserva de la Biosfera Buenavista, posee la categoría de Sitio Ramsar y dispone de varios puntos donde se practica el ecoturismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up