De fruta madura a manzana prohibida

0
38

¿Sabía que Cuba es el único lugar del planeta al que los ciudadanos estadounidenses no pueden ir como turistas?

 Pues sí. Y lo curioso es que constituye  una regulación aprobada por el gobierno de ese país como parte de la Ley Helms Burton que viola los derechos constitucionales de los ciudadanos de esa nación, autoproclamada ¨casualmente ¨el país de la libertad.

Tan cerca y tan lejos ahora de Cuba, nuestros vecinos no pueden aunque quieran, cruzar unas millas de océano, sin justificación respetable, como si el socialismo fuese una especie de virus contagioso.

 El asunto es que aunque en los finales del mandato de Obama, se les abrió una ventana con la autorización de los vuelos comerciales y cruceros para traer hasta el archipiélago a quienes pudieran utilizar alguna de las 12 licencias que autorizaban a viajar hasta aquí, las nuevas regulaciones activas en el Título III de esa ley, pues hicieron retroceder lo avanzado.

Plateadamente y por encima que todo atisbo de democracia está restringido  el derecho de los estadounidenses a visitar Cuba, a pesar de que una abrumadora mayoría de norteamericanos, tanto republicanos como demócratas, se oponen.

Imagínese que  en  hasta abril de este año ya nos habían visitado bajo las licencias permitidas 93.6% más que en abril de 2018, lo que pudiéramos denominar un acercamiento acelerado. Y obvio la Casa Blanca tenía que detener eso.

 La mayor parte de ellos vino en grupos de «pueblo a pueblo» y viajando en cruceros; ambas posibilidades han sido cerradas de tajo y sí sigue siendo Cuba la manzana prohibida para los turistas estadounidenses y la fruta madura que sigue deseando su ambición sicópata.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code