EDITORIAL: Con la fuerza de la unidad

0
20

Nuevamente la historia recoge adversas circunstancias que lejos de amedrentar al pueblo, como ave Fénix renacen el sentido y orgullo de ser cubanos.

Hoy cuando la vil gobernación de los Estados Unidos de Norteamérica repite una y otra vez las fallidas fórmulas para desparecer el proceso social escogido aquí hace más de 60 años, incautos de turnos obvian el valor de la unidad.

Hablamos de un país que desde 1868 inició su etapa de rebelión, de defensa por los derechos patrios y por una soberanía sin tapujos, sin amos de turno o marionetas al servicio del imperio.

Causas que complementan por qué las mujeres y hombres de esta isla se engrandecen más en cada circunstancia.

La Crisis de Octubre pudo ser la gran rebelión: no hubo miedo ni marcha atrás, Girón ratificó la convicción de un triunfo, y el tristemente célebre Período Especial, fue la maqueta para dar a conocer al mundo que en medio de lo absurdo, Cuba es de los cubanos y no de quienes desde la acera de enfrenten pululan su libertad.

Al rosario de tribulaciones para impedir a toda costa el desarrollo socio-político del país, también marcha el criminal bloqueo económico, comercial y financiero por más de medio siglo, una actitud que ahora arrecia su estrategia, pero engrandece el comportamiento de quienes día a día viven  la cotidianeidad de la nación.

Ante escenarios como los actuales, sabemos que no son tiempos de ceremonias, sino de explotar el ingenio al servicio de la  creatividad colectiva, de la pasión por el prójimo que sufre las mismas necesidades y por sobre todas las cosas, por el sentido de solidaridad y altruismo que caracteriza a los seres humanos nacidos en la Mayor de las Antillas.

En Ciego de Ávila, otra vez resulta necesario prender la llama de la acción. El pueblo conoce de avatares de magnitud y los ha enfrentado con valor y sabiduría, conscientes del alcance que prevalece cuando de forma agrupada cada cual extrema esfuerzos.

¿Qué representa para los avileños las nuevas medidas gubernamentales dadas a conocer ante la crisis coyuntural del combustible?

Una mirada al desenlace que tuvo el recrudecimiento del bloqueo en la década de los años 90, expone la preparación obtenida en virtud de resistir nuevos capítulos de odio protagonizados por la Casa Blanca y sus aliados.

Se impone que como denominador común, prime el nivel de conciencia para hacer realidad el sentido del ahorro, evitar el desvío de recursos, aunar criterios que beneficien la calidad productiva, y se logre  elevar el sentido de pertenencia.

Representa además cumplir elementales normas de ahorro energético en los sectores estatal y privado, combatir el despilfarro y de forma objetiva, saber denunciar a quienes violen lo establecido o pretendan lucrar con los recursos asignados.

Con tales preceptos, seguro estamos que los de la Piña volverán a dar un toque a la victoria  y como genuinos continuadores del legado de Fidel, una y otra vez patentizarán la gallarda expresión que hoy nos conmueve a todos: AQUÍ NO SE RINDE NADIE.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code