El dolor de Guillermo Avilés

0
80
Tras la cirugía restauradora, el necesario reposo /Fotos cortesía de Guillermo Avilés

Sólo él sabe cuánto dolor resistió, qué esfuerzo hacía para mover su pierna izquierda que se le quebraba a la altura de la rodilla cuando trataba de entrenar y jugar béisbol.

Sentía punzadas desgarradoras, pero los facultativos que lo examinaban no detectaban nada anormal y el hielo era la terapia indicada que atenuaba el dolor, pero no sanaba la lesión.

Así transcurrieron muchos de los días del pelotero granmense Guillermo José Avilés Difurnó, empeñado en seguir demostrando su probada calidad y queriendo rendir el máximo para su equipo.

Un día apareció la solución. Viajó a La Habana y en el Hospital Ortopédico Frank País le hicieron varios exámenes y determinaron que su rodilla izquierda estaba multi lesionada  y requería de una cirugía restauradora.

El miércoles 2 de octubre fue al quirófano y, como el propio Guillermo Avilés dijo: “corrigieron varias lesiones en mi rodilla, específicamente ruptura del menisco, los ligamentos y otras cosas derivadas de todo esto”, así de compleja fue su dolencia.

Ya de alta hospitalaria, el pelotero bayamés sigue las indicaciones médicas con el propósito de una recuperación total y un rápido regreso a los entrenamientos y las competencias.

Según dice el padre del estelar pelotero “El jueves tiene turno con el médico y dirá si ya puede regresar a su casa en Bayamo. Ya él está apoyando el pie y los puntos están sanos, todo marcha bien”

“La operación duró casi tres horas por su complejidad y se prevé que la recuperación sea de alrededor de un mes y medio”, aseguró Guillermo Enrique Avilés Boza, quien también fuera pelotero y ahora se desempeña como entrenador.

El inicialista y fuerte bateador es recordado y querido en la provincia de Ciego de Ávila, pues en la temporada del 2015-2016 integró en calidad de refuerzo el equipo local, Los Tigres, que resultó campeón nacional y con su uniforme intervino en la Liga Can-Am, en Canadá.

Ya es sabido que Guillermo Avilés sufrió intensos dolores en su rodilla izquierda, pero la mayor angustia ha sido el tiempo alejado de los entrenamientos, los juegos, de sus Alazanes que tanto lo necesitan.

Pero con sólo 26 años de edad queda mucho por hacer y demostrar para este pelotero de Bayamo, Granma, Cuba y cada equipo foráneo que ha solicitado su desempeño.

Con sólo 26 años de edad y un talento probado, le queda mucho en el béisbol
Casi destruida estaba la rodilla izquierda del pelotero

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code