Dádivas de Mayo Primero en Ciego de Ávila

0
23
El pueblo avileño contagió las calles con su alegría/Foto Dalgys Zurita Jaime
El pueblo avileño contagió las calles con su alegría/Foto Dalgys Zurita Jaime

El entusiasmo reinó en Ciego de Ávila este Primero de Mayo.

Mayo y Primero: cielo azul.  Azul de luz, azul de vida. Azul de bandera. Azul de Patria. Premio para los que desfilaron  sobre esta tierra de amores.

Dádivas para los que se derraman y construyen con buena fe. Beso en el rostro, brisa de frescura para la senda del trabajador.

Mayo y Primero: Luz plena de mediodía para calentar las pasiones de quienes fundan y aman, de quienes crean y defienden la necesidad de dar y hacer, de quienes creen en la utilidad de la virtud.

¨No me sé  el camino, solo tiran de mi los anhelos de posibles maravillas, salgo a caminar, más no aprendí a dormir mientras en el zurrón queden semillas…¨

Y caminé entre esa masa humana, con los anhelos de posibles maravillas, tras los ruidos de la algarabía, bajo el cielo claro,  y hubo música, abrazos, miradas cómplices, cantos de dicha, tambores, pálpitos de miles de corazones.

Y cuando el cielo abrazó la tierra, y el sol el pavimento de la plaza;  cuando la calle se llenó de luz y en el surco despertó la simiente,  Cuba fue más nuestra, y nosotros mejores hijos de Cuba.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code