Cuba aboga en ONU por un mundo libre de racismo

Cuba aboga en ONU por un mundo libre de racismo /Foto tomada de internet

‘Los cubanos vivimos orgullosos del origen diverso de nuestra nación, a cuya formación contribuyeron muchos pueblos’

La representante permanente de Cuba ante la ONU, Anayansi Rodríguez, abogó por un mundo libre de racismo y donde se respete la plena igualdad de derechos para todos, que aún hoy aparece tan distante.

‘Los cubanos vivimos orgullosos del origen diverso de nuestra nación, a cuya formación contribuyeron muchos pueblos’, dijo en su mensaje por el Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial.

Todo ello también se expresa en la voluntad política del Estado y el Gobierno cubano en su lucha contra cualquier manifestación de racismo e intolerancia, en la ejecución de una política económica y social que no discrimina a nadie y en la solidaridad internacional de la isla, añadió.

Aunque han transcurridos 17 años de la adopción de la Declaración y el Programa de Acción de Durban, su plena aplicación sigue como una asignatura pendiente en el camino hacia el disfrute de la plena igualdad de derechos, señaló Rodríguez.

En ese sentido, reconoció que la implementación efectiva de ese acuerdo constituye un reto y una obligación moral con el fin de resolver las graves situaciones en materia de discriminación.

Según advirtió, las manifestaciones de racismo y xenofobia, lejos de disminuir, crecen. Además, todavía falta saldar la deuda contraída con los millones de víctimas de esas abominables prácticas a lo largo de la historia.

La diplomática destacó el compromiso de Cuba para combatir la discriminación racial, el cual se expresa en el ejercicio de una democracia ampliamente participativa en la que todos disfrutan de los mismos derechos, sin importar origen, color de la piel, credo u opinión política.

Así quedó demostrado en las recientes elecciones generales: el 82,9 por ciento de los más de ocho millones de cubanos con derecho al voto acudieron a las urnas y expresaron, de manera libre, su respaldo a la construcción de un sistema socialista próspero y sostenible, señaló.

En 1966, la Asamblea General de la ONU estableció el 21 de marzo como el Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial, justo en la fecha en que ocurrió la Matanza de Sharpeville a manos de la policía sudafricana contra quienes protestaban contra una ley del Apartheid que restringía el movimiento de la población negra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up