Ciudadano del mundo

0
30
Manifestación en contra de la reforma laboral francesa en Niza, Francia /Foto Eric Gaillard / Reuters

En la madrugada del 8 de febrero de 1959, Luis Buch, secretario del Consejo de Ministros, ordenó que localizaran al Che inmediatamente y lo citaran a su oficina. El funcionario tenía algo muy importante que contarle. El Gobierno Revolucionario acababa de aprobar la nueva Ley Fundamental del país y, en esta, un artículo le otorgaba al Che la ciudadanía cubana por nacimiento.

En el texto constitucional se le entregaba esta condición a los comandantes rebeldes de origen extranjero que hubieran ostentado ese grado militar durante al menos un año. Como puede verse, esta era una medida excepcional pensada para un solo destinatario.

Contaría luego Luis Buch que, al saberlo, el Che lo abrazó emocionado y lo acompañó al salón donde estaba el Consejo de Ministros. Alguien le pidió que dijera unas palabras pero el Comandante no habló. La noticia llegó a los periódicos el día 9, fecha que erróneamente se tomaría como referencia. Y lo demás es historia.

http://www.granma.cu/cuba/2017-02-08/che-ciudadano-cubano-por-nacimiento-08-02-2017-23-02-59

Sin embargo, más allá de los vericuetos legales, siempre queda la duda sobre a qué país le pertenece el Che Guevara. Nació en Argentina, peleó en el Congo, y murió en las selvas bolivianas; pero forjó su verdadera leyenda en Cuba, donde hoy descansan sus restos y vive su familia.

Millares de personas en todo el orbe lo hacen suyo. Lo reclaman con igual derecho en Irlanda, China y la Franja de Gaza. Temen a su ejemplo lo mismo en Nueva York, que en Londres o Río de Janeiro. Resurge vistiendo una camiseta roja con el rostro de Chávez o un chaleco amarillo en la capital francesa.

Sarcástico, terco, inconforme, Ernesto Guevara levanta las banderas de la utopía y señala, con la adarga al brazo, un futuro distinto, difícil de alcanzar, pero posible.

Si 60 años atrás el Gobierno Revolucionario le dio la ciudadanía cubana, es claro que ya rebasó las fronteras de esta Isla y late a la izquierda de los sueños, donde quiera que estén. Hoy el Che es ciudadano del mundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code