Camagüey rinde su último homenaje a la historiadora cubana Elda Cento Gómez

0
39
La destacada historiadora cubana Elda Cento Gómez, recibe el tributo póstumo del pueblo camagüeyano, tras su fallecimiento este lunes, en la ciudad de Camagüey /Foto Rodolfo Blanco Cué

Apreciada como una maestra de maestros e incansable investigadora, la destacada intelectual camagüeyana Elda Cento Gómez recibió este martes el último adiós de su pueblo, el cual siempre le agradecerá cuánto hizo por el estudio de la historiografía local y nacional.

Tras el tributo rendido en la sede de la Oficina del Historiador de la Ciudad de Camagüey, sus cenizas fueron depositadas en el cementerio de la urbe.

Elda tenía la habilidad de encontrar en cada documento el dato oculto, ese que quizás nadie descubriría, aseveró Bárbara Oliva, vicepresidenta de la Unión Nacional de Historiadores de Cuba (UNHIC) en Camagüey, al referirse a su labor pedagógica, uno de los espacios donde mayor consagración tuvo en la formación de varias generaciones de maestros e investigadores.

Era muy acuciosa en su constante pesquisaje de archivos, algo que la caracterizaba como la exigente y consagrada estudiosa que fue, dijo.

Muchos de sus libros ya son indispensables no solo para la historiografía de la ciudad si no de Cuba, agregó, y en especial los Cuadernos de Historia Principeña, proyecto del cual fue siempre ferviente colaboradora.

Esa iniciativa siempre se llevó a cabo con el auspicio de la Oficina del Historiador de la Ciudad, cuyo director , José Rodríguez Barreras, comentó acerca de cuanto prestigió a la institución esa ilustre lugareña.

Resultó ser una mujer imprescindible, firme de carácter, fiel a sus convicciones, fue una patriota y una cubana excepcional, martiana y fidelista, que no se circunscribió solo a su ámbito profesional, pues siempre estuvo interesada por todo detalle que afectaran al patrimonio.

De una personalidad brillante, de esas que al solo verla irradiaba sabiduría, respeto y admiración, la calificó Yunielkis Naranjo, director del Centro Provincial del Libro.

Al escucharla hablar de historia o de proyectos investigativos se notaba a la distancia que esa era su mayor pasión, ella la sentía, la vivía, dijo, y por ese motivo el mayor compromiso a partir de ahora es honrar su memoria mediante el estudio de su obra.

Próximamente culminará el proceso de impresión del Cuaderno de Historias Principeñas XVII, el cual estará dedicado a su memoria y legado humano e intelectual.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code