Buena cosecha de tomate y papa, pero pudo ser mayor

0
56
Los productores avileños de tomate comprometidos con aumentar sus producciones/Foto ANAP
Cosecha de tomate /Foto ANAP

La Unidad Empresarial de Base de Ceballos, implantó un récord productivo en el procesamiento de tomate.

El acopio de tomate y papa en el llamado período seco de noviembre a mayo le aportó a Ciego de Ávila más de 50 mil toneladas entre ambos alimentos, a pesar del cambio climático y de otros obstáculos, pero sus resultados pudieron ser más.

La primera de esas cosechas representó 34 mil toneladas, de 27 mil 500 en plan, molidas sobre todo en el combinado industrial de Ceballos, además de pequeñas fábricas y centros del sector alimentario, donde el vegetal se convirtió en pasta, puré, Vita Nova y tomate frito, precisó Arturo Gómez Ramos, especialista de la Agricultura.

Ello significó la sustitución de importaciones y el suministro de enlatados a los mercados locales, el turismo y el envío a otros territorios, mientras el de ensalada no es apto para la industria, pero muy apetecido en los hogares, hoteles, restaurantes y otros lugares.

El colectivo que dirige Rodolfo Pérez en la Unidad Empresarial de Base de Ceballos, implantó un récord productivo en el procesamiento de la hortaliza y logró triturar nueve mil toneladas por encima de lo programado, cantidad nunca antes alcanzada de sobrecumplimiento.

Wilver Bringas Fernández, director general de la Empresa Agroindustrial Ceballos, destacó el esfuerzo desarrollado que sirvió, asimismo, para contrarrestar la inactividad del establecimiento radicado en Majagua, sometido a un proyecto inversionista de modernización y ampliación.

Tomateros de los 10 municipios, esencialmente de la rama campesina, se vieron obligados a realizar siembras en lugares más altos debido a lluvias fuera de época, además de maduración precipitada, sobre todo en las cooperativas de Majagua.

Mientras, la campaña de papa terminó con 16 mil 024 toneladas, unas 410 por encima de lo planificado, con rendimientos de 18,8 toneladas por hectárea, aunque la cifra general estuvo muy por debajo de las necesidades, al compararse con años anteriores cuando se llegó a más de 25 mil toneladas del tubérculo.

El exceso de humedad en frigoríficos mermó niveles de almacenaje y de calidad al introducirse en algunos de ellos ese alimento sin haber estado con las condiciones de limpieza correspondientes y libres de golpes en la extracción de la vianda por equipos mecánicos, según directivos de la Empresa de Acopio.

No obstante los inconvenientes, el combinado local del Ministerio de la Agricultura en Ciego de Ávila continúa el procesamiento de papa prefrita, única línea cubana encargada de producir uno de los principales nutrientes para el turismo y el comercio local en bolsos de dos kilogramos cada uno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code