Buen aporte innovador en empresa de Artículos Plásticos de Ciego de Ávila

0
5

 

Los 42 aniristas distribuidos en los distintos talleres de la empresa mantienen activas varias tecnologías. Foto Idael Varela Ferrer

Cepil es el único en Cuba encargado de la producción de surtidos para la higiene y limpieza.

La labor los miembros de la Asociación Nacional de Innovadores y Racionalizadores(ANIR) de la empresa de Artículos Plásticos Juan Antonio Márquez, de Ciego de Ávila, aporta para que este centro exhiba una imagen de vanguardia entre las entidades de la Industria Ligera.

Conocido por su nombre comercial Cepil, el colectivo avileño es el único en Cuba encargado de la producción de una amplia gama de surtidos relacionados con la higiene y limpieza en general, con una eficiencia que lo hace merecedor del Premio a la Gestión Empresarial y del reconocimiento ambiental en la provincia.

Los 42 aniristas distribuidos en los distintos talleres de la empresa mantienen activas varias tecnologías que elaboran productos destinados a los diferentes clientes, como Turismo, Tiendas Recaudadoras de Divisa, Comercio Interior, Educación y Salud.

Orlando Rivero Jiménez, presidente de la ANIR en la entidad, informó a la Agencia Cubana de Noticias que contribuyen a recuperar piezas de repuesto de máquinas específicas como las encerdadoras, donde se confeccionan cepillos y escobas.

Para este tipo de equipo, procedente de Italia, reparamos y hacemos en nuestros tornos, barrenas, cuchillas, contra cuchillas, lengüetas, sistemas de bisagras, arcos y bujes, entre otros, con altos costos en el mercado internacional, lo cual garantiza la continuidad del proceso fabril, explicó Rivero Jiménez.

Agregó que dan mantenimientos a moldes de palanganas, cepillos dentales, escobas, potes, y confeccionan algunas partes de estas hormas, que son de hierro, como, por ejemplo, insertos, expulsores, pines y guías.

En el taller de inyección se restablecen los sistemas de bisagras de todas las máquinas, que con frecuencia sufren desgastes en los pasadores y los bujes, estos últimos son de bronce fosfórico, material que vale al país cientos de dólares adquirirlo y en Cepil se sustituye por hierro fundido con buenos resultados, dijo Antonio Herrera Fernández, especialista en mantenimiento.

Las manos de los aniristas han recuperado, además, cilindros hidráulicos y bombas, así como también cambian zapatillas en los sistemas de enfriamientos, dañados a menudo por salideros y obstrucciones debido a las altas temperaturas con las que se trabaja el plástico, enfatizó Herrera Fernández.

Inaugurada por el Comandante Ernesto Che Guevara el 13 de febrero de 1963, desde el 2001 aplica el perfeccionamiento empresarial, aval que junto al sistema de gestión de la calidad les permite elaborar surtidos con las características de los actuales patrones de la industria del plástico en el mundo.

Destacan entre esas producciones cepillos dentales, potes, cubos, jaboneras, coladores, revolvedores, vasos de diferentes medidas, juego de pote de sal y café, percheros, peines, palanganas y fruteros, entre otros.    

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code