Bolivia prevé construcción de segundo satélite de comunicaciones

0
3
El director de la Agencia Boliviana Espacial (ABE), Iván Zambrana/Foto PL
El director de la Agencia Boliviana Espacial (ABE), Iván Zambrana/Foto PL
El primer satélite boliviano, el Tupac Katari (TKSAT-1), fue lanzado el 20 de diciembre de 2013.

El director de la Agencia Boliviana Espacial (ABE), Iván Zambrana, aseguró hoy que es viable el proyecto de construcción del segundo satélite de comunicaciones.
El proyecto fue estudiado previamente con el propósito de que la factibilidad técnica, económica, diseño y construcción cumplan los objetivos programados, declaró Zambrana al diario Cambio.

‘Ya tenemos concluida la consultoría sobre el segundo satélite, que arrojó un resultado positivo, es viable, pero hay que cumplir ciertas condiciones’, comentó el director de la ABE.

El segundo equipo cubrirá la creciente demanda de servicios de telecomunicación en el mercado, afirmó Zambrana, al agregar que el costo estimado es de unos 200 millones de dólares.

El primer satélite boliviano, el Tupac Katari (TKSAT-1), fue lanzado desde una estación espacial china el 20 de diciembre de 2013 y comenzó a operar en abril de 2014.

Al respecto, el funcionario señaló que en un par de años alcanzará el 100 por ciento de su capacidad.

El TKSAT-1 ofrece transmisión de datos principalmente usados por las empresas y la emisión de señales para radioemisoras y canales de televisión con cobertura nacional.

Además, brinda servicios de conectividad digital y finalmente el acceso a Internet, de forma particular en áreas de difícil acceso, como las poblaciones rurales.

Según la ABE, en sus cuatro años de funcionamiento este sofisticado equipo ahorró al país alrededor de 100 millones de dólares.

La construcción del primer satélite demandó alrededor de 300 millones de dólares porque incluyó la puesta en la órbita espacial del equipo y la capacitación de los profesionales bolivianos.

Zambrana indicó que para el nuevo satélite se analiza la oferta más conveniente y viable en diferentes aspectos, como el tecnológico, de empresas chinas, de Estados Unidos, Japón, Francia, entre otras naciones.

El TKSAT-1 generó 80 millones de dólares por la prestación de servicios desde que empezó a operar de forma comercial.

Sobre el proyecto de un satélite de prospección geográfica, explicó que fue postergado por temas financieros, sin embargo, no se descarta reactivarlo.

‘Es un proyecto que está pendiente y cuando llegue el momento será reactivado’, acotó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code