El bloqueo es un acto criminal

0
23

A diario en Cuba se choca con las consecuencias del bloqueo que el gobierno de Estados Unidos impone a la isla y su pueblo y que afecta la vida cotidiana de cada cubano, de una manera u otra.

El calificativo de que “el bloqueo es un acto de guerra” surge en la Conferencia Naval de Londres, de 1909 y es un principio aceptado por el derecho internacional, de ahí que solo una nación pueda bloquear a otra si ambas están involucradas en una guerra, en pleno conflicto armado.

No existe norma del derecho internacional que justifique el llamado “bloqueo pacífico”, como trata de imponer el gobierno de los Estados Unidos a Cuba por más de cinco décadas.

Si se apela a la semántica de nuestro idioma, el término embargo que tanto usan quienes quieren tergiversar la acción criminal del gobierno estadounidense contra el pueblo cubano, tampoco es aceptado en este caso.

Embargo es la forma judicial de retener bienes para asegurar el cumplimiento de una obligación contraída legítimamente. Puede ser también una medida precautoria de carácter patrimonial autorizada por juez, tribunal o autoridad competente, con igual propósito de cumplir por el deudor sus compromisos con sus acreedores.

Cuba no es deudora de los Estados Unidos. No ha cometido algún delito que autorice el secuestro y liquidación de sus bienes a favor de los Estados Unidos.

Cuba no es una amenaza para la seguridad del país más poderoso del mundo, por lo cual resulta contrario a la ley internacional la pretensión de aplicarle medidas de legítima defensa, las cuales solo persiguen asfixiar a un pueblo por el simple hecho de haber escogido el camino de la libertad y la independencia.

No es embargo, es bloqueo criminal e injustificado, sin bases jurídicas ni morales.

El bloqueo total contra Cuba se implanta por parte de los Estados Unidos el 7 de febrero de 1962; de entonces a la fecha actual, la economía y la vida social de la pequeña isla de las Antillas está severamente afectada y su población paga su alto precio, pues el bloqueo norteamericano impide que Cuba compre en el mercado internacional combustible, alimentos, equipos industriales, de transporte, de consumo doméstico y muchos más elementos imprescindibles para vivir.

Pero la más indignante y despiadada limitante de este bloqueo es la prohibición de comprar medicamentos y accesorios médicos en general, con lo cual se afectan sensiblemente los servicios de salud y la vida de niños y adultos.

Desde 1992, la Asamblea General de las Naciones Unidas ha aprobado con creciente mayoría la Resolución “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”, en la cual se reafirman los principios de igualdad soberanía, no intervencionismo y no injerencia en los asuntos internos y la libertad de comercio y navegación internacionales de Cuba.

Como en otras muchas ocasiones este 31 de octubre en Naciones Unidas se rechazará el bloqueo mantenido por Estados Unidos durante más de medio siglo.

En la ONU, Cuba volverá a tener el voto abrumador a su favor. El mundo reconoce la posición de Cuba y condena al gobierno estadounidense y su hostil agresión a una pequeña nación con un pueblo de gigantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code