Baraguá: Verdades de un barrio (Final) (+Audio)

0
231
Las prácticas de religiones afrocubanas se han abierto espacio/Fotos Dianelys Marín Dewar

De congo y carabalí

En medio de no pocos templos religiosos, costumbres y tradiciones de afrocaribeños, cuenta María Regla Quesada Trujillo o Morba Kilona (nombre de santo), nacida en esa localidad baragüense, que aprendió de egguns, toques de tambor, babalawos, misas espirituales y santos, por su abuela Florinda.

Provinvia de Ciego de Ávila (amarillo), municipio de Baraguá (rojo)/Foto tomada de Internet

De sus ancestros recuerda con más claridad el legado de su tatarabuela proveniente de Angola, quien fue una de las tantas personas arrancadas del Continente Negro, mediante el comercio de carne humana o trata, por allá por la segunda mitad del siglo XVIII.

Ella, consagrada desde los siete años de edad, rememora que su ascendencia la componían españoles y africanos, estos últimos traídos a las colonias del Nuevo Mundo, como mano de obra en las plantaciones dedicadas al cultivo de la caña de azúcar y el café, explica.

María Regla Quesada Trujillo o Morba Kilona.

Como María Regla, otros pertenecientes a la diáspora afrocubana, marcaron con sus características propias el medio social, pues trajeron además consigo valores culturales y religiosos, que contribuyeron a la conformación de las simbiosis existentes en distintas prácticas y ritos de origen africano.

Sin embargo, amén de lo expresado por la voz populi, no es este territorio avileño una plaza fuerte si de religiones de origen africano se trata, como lo son los municipios de Ciego de Ávila o Morón, al tener en cuenta la presencia de consagrados reconocidos por la Asociación Cultural- Religiosa Yoruba. Así lo constata su máximo representante en la provincia, Agustín Horta Alonso.

Muchos de los orishas africanos llegaron a las mentes y corazones de los esclavos procedentes de varias etnias: ararás, fulas, carabalíes, yorubas. Hoy se veneran, como reflejo de una amalgama identitaria.

Más allá de religiones, veneración o no de imágenes, de diferencias doctrinales, entre los pobladores del municipio avileño de Baraguá, prevalecen los ecos de las tradiciones afrocaribeñas, en franca armonía con lo cubano.

Cada 1 de agosto Baraguá se convierte en una gran fiesta. Momento del desfile por el barrio.
Las festividades reúnen a buena parte de los nacidos en esta tierra, incluso, a los que viven fuera de la Cuba.
Las tradiciones afrocaribeñas viven en cada generación. El joven Marrio Arrieta es el actual director de Caribbean Children, agrupación músico-danzaria infantil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code