Azulmar: un puente al paraíso

1
49
Fauna Marina, Jardines de la Reina. Foto Internet

Tal vez Cristóbal Colón, en su segundo viaje a Cuba, ni se imaginó que lo que bautizara como Jardines de la Reina en homenaje a Isabel la Católica, luego fuera reconocido como una de las principales vías de acceso al más grande reservorio de la flora y la fauna marinas del Caribe.

Desde el pasado siglo, el Parque Nacional Jardines de la Reina es considerado una de las áreas más saludables y de mayor diversidad biológica, posee una de las barreras coralinas mejores conservadas en el mundo y la prestigiosa revista National Geographic lo destacó como uno de los lugares marinos protegidos más notorios de la región.

Sus extraordinarias condiciones naturales para la pesca deportiva no solo para los expertos en esta actividad, sino incluso para los vacacionistas amantes de la vida a bordo, el buceo y otras modalidades náuticas, fueron avizoradas con vistas al Turismo.

Llegarían entonces las primeras manifestaciones turísticas en Júcaro, territorio costero más pegado a la zona marina. Según recoge la investigación de los licenciados Alfredo Plasencia Pardo y Nivaldo Martín Martín en mayo de 2013.

Desde los tiempos coloniales cuando en semana santa las personas iban a disfrutar de los baños de playa y otros se recreaban, mediante la pesca en un mar calmado de especies o en pequeños barcos visitaban los enclavados en el Golfo de Ana María.

Como recoge la indagación, a partir de 1917 se podía enviar mercancías o correspondencia postal desde Júcaro a New York, mediante una línea de vapores denominada New York S.S and Cubaentre Mail SS Co., que establecía una escala quincenal entre ambos puertos y cuyo consignatario en Júcaro era Pérez y Marta. Fue esta, sin dudas, la primera muestra de turismo internacional marítimo en Ciego de Ávila.

Luego sucedería el surgimiento del Intur, que toma la decisión de desarrollar el turismo especializado en las embarcaciones vida a bordo y es justamente que se decide la construcción de un hotel flotante para su ubicación en Jardines de la Reina. Así surge la primera patana hotel de que se tenga conocimiento en la costa sur de Cuba.

La concreción de la idea

Durante  todo este periodo inicial del desarrollo del turismo en la costa sur de la provincia, la Marina de Júcaro, que fue el nombre inicial que recibió la estructura creada para esta actividad, constituía una dependencia de la turística de Ciego de Ávila.

Fue una etapa de poco desarrollo, con afluencia de turistas muy incipiente, y falta de un Turoperador con garantía de arribos de forma sistemática. Esta etapa comienza desde la creación de la empresa en los años iniciales de la década del 1980 hasta alrededor del año 1994.

Cuando se reorganiza el sector del turismo y desaparece el INTUR, con el surgimiento del MINTUR y las Cadenas diferentes cadenas turísticas; la Marina de Júcaro se constituye como una Marina de la cadena Puerto Sol, alrededor del mes de Mayo de 1994. Su incipiente desarrollo siguió tal como venía de la etapa anterior. Es para los años 1995,1996, y 1997 que comienza un proceso de comercialización con carácter ascendente en lo fundamental con turistas de la especialidad de pesca, procedentes de Italia.

En el año 1998 se decide constituir un negocio entre la Cadena Puerto Sol y la firma italiana Press Tours, la cual se especializa en varios tipos de turismo, y había estado en los años anteriores comercializando el producto pesca en esta zona. Así surge AZULMAR, con un capital inicial conjunto, y la incorporación en los Jardines de la Reina del segundo Hotel Flotante, el que ya se operaba desde el año 1995.

AzulMar hoy

 

En el 2016 recibió a más de dos mil 700 turistas provenientes de 54 países tales  como Canadá, Reino Unido, Ucrania, Italia, Brasil, Argentina y  Estados Unidos como el mercado de mayor emisión de clientes con el 62 por ciento en ese periodo.

Según Modesto Borroto Montejo, Económico de la mencionada instalación turística, la pronosticada estabilidad responde a los cuantiosos daños ocasionados por el huracán Irma en septiembre pero, sobre todo, a las normativas determinadas por el gobierno de Donald Trump.

Con un contrato mixto de administración y comercialización con la agencia extranjera Sweet Spa S.A, la referida entidad cuenta con nueve embarcaciones (la mayor cantidad de gran porte) y muestra un nivel de ocupación promedio anual al 70 por ciento, especialmente en la temporada de mayor afluencia, contemplada desde el mes de febrero y hasta julio.

Emigdio González Gómez, director adjunto de la Marina Marlin  Azulmar, comentó que existen 13 sucursales de este tipo en Cuba, pertenecientes a la Empresa Nacional de Náuticas y Marinas Marlin S.A. Entre las principales subrayó la de Varadero, Cayo Largo, Guardalavaca y la local.

De Júcaro proviene el mayor por ciento de los trabajadores de Azulmar, descendientes en su mayoría de familias que por años se han dedicado a desentrañar las manías de ese arte. El promedio etario es de aproximadamente 35 años. De disímiles profesiones hay capitanes, instructores de buceo, guías de pesca, cocineros, camaroneros mas todos con un mismo objetivo constituir puentes al paraíso. 

 

 

 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code