Artistas de la plástica convergen en Cuba con técnica serigráfica

Este año se trabaja con obras de los pintores cubanos Luis Enrique Camejo, Moisés Finalé, Flora Font, Alejandro Lescay y Alicia de la Campa/Foto PL
Desde 1984 este es un espacio de confrontación, ensayos artísticos, de convergencia entre creadores cubanos de la plástica.

Artistas de la plástica convergen con sus obras en Cuba en el Taller de Serigrafía que lleva el nombre de René Portocarrero, en La Habana, donde rinden homenaje al pintor, manifestaron hoy especialistas.

Como uno de los principales exponentes de la llamada Vanguardia de la Plástica cubana del siglo XX, el afamado artista, nacido el 24 de febrero de 1912, defendió siempre la técnica serigráfica ‘característica que le dio el prestigio que actualmente tiene esta institución experimental’, apuntó la directora del Taller, Dayma Llerena.

Desde 1984 tenemos aquí un espacio de confrontación, ensayos artísticos, de convergencia entre creadores de la plástica de nuestro país y serígrafos de otras naciones, declaró Llerena a Prensa Latina.

En esta factoría se celebraron hace unos años encuentros internacionales de especialistas que trabajan esa técnica; aquí se han celebrado proyectos como Gráfica en la gráfica, Happy together, este en la última Bienal de La Habana, y vinculados todos a esta manifestación actualmente en Cuba, señaló.

Pienso que la alianza entre los diseñadores de la gráfica y el Taller viene a ser la continuidad de aquellos años gloriosos de la década de 1980 del pasado siglo en los que nuestro establecimiento permaneció en la gloria de la cultura cubana, destacó.

El Taller de Serigrafía René Portocarrero trabaja este año con obras de los pintores cubanos Luis Enrique Camejo, Moisés Finalé, Flora Font, Alejandro Lescay y Alicia de la Campa.

Las piezas de ellos serán expuestas luego en varias galerías habaneras y también, vendidas al público en espacios culturales como Arte en la Rampa y la Feria Internacional de Arte (Fiart).

Es un proyecto que queremos retomar, dijo Llerena; como hacíamos en 1984 cuando le dábamos espacio al Taller de Grabado para la experimentación, foro en el que confluían los grabadores, y ahora, pretendemos devolverles ese sitio de convergencia.

Actualmente quienes trabajan en este establecimiento artístico lo hacen en conjunto con el Museo de Bellas Artes en la impresión de obras de la Vanguardia Cubana de la Plástica.

‘Se trata de reeditar una exhibición que ya se hizo en esa emblemática galería habanera titulada Rostros de la modernidad, un evento de aproximación y correlación en el que se va a desarrollar la exposición gráfica Club de amigos del cartel celebrada en la capital todos los años’, manifestó la directora del Taller.

De igual manera, se realizará este año la octava muestra de nuestros serígrafos titulada Territorio común, un área dedicada exclusivamente a ellos que también son artistas, y así que expongan las piezas suyas en su propia zona de confort, que es este taller y casi el hogar de todos, precisó Llerena.

La especialista se refirió a la importancia que tiene la interacción entre pintores, tanto cubanos como de otras latitudes, y de serígrafos, quienes protagonizan este complejo arte de impresión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up