Apuntes de un referendo

0
13

Luego de un profundo intercambio de democracia participativa, el próximo día 24 de Febrero el panorama nacional cubano volverá a vibrar de emociones. Irá a otro referendo cuyo objetivo mayor es la aprobación de la Nueva Carta Magna consentida recientemente por los parlamentarios de la isla, y digo otro porque en años a, fuimos testigos del carácter probatorio del pueblo hacia el Socialismo.

El documento es conocido en la mayoría de los ciudadanos, toda vez que muy provechoso resultó la Consulta popular en la que de una u otra forma despertó  no sólo el interés de tan importante material, sino el contenido y sus novedosas propuestas encaminadas a mejorar el estatus de vida de los nacionales.

Como material rector de la sociedad, la Constitución de la República, aunque no se trata de algo diseñado para cambiar de forma periódica, sí resulta loable que se establezca en correspondencia con los tiempos, y de ahí el necesario proceso por el que acaba de transitar la última, un hecho sin precedentes, no debido a las inéditas incorporaciones al material, sino de la forma en que logró diseñarse para brindarle a  la gente las más insospechadas posibilidades de planteamientos.   

Durante todo este programa, cabe destacar el protagonismo de los jóvenes, no ya sólo como entes imbuidos en los quehaceres de la actividad documental, sino con voz propia emitir temas de suma importancia que transcienden con el tiempo, escuchamos además, efectivas reflexiones y también objeciones bien fundamentas porque quizás,  aún no están creadas las condiciones para ser aplicadas.

En Ciego de Ávila por ejemplo, llamó sobremanera la atención cómo hubo consenso acerca de los proyectos que desarrolla el Gobierno dirigido a la atención a los Adultos Mayores, cómo establecer asimismo la distribución equitativa a pesar de ciertas diferencias económicas que se percibe, además el notorio carácter que va tomando el trabajo No Estatal.

Sin dudas que el Referendo al que estamos abocados la mayoría de los cubanos, abre otro camino dirigido al necesario perfeccionamiento de nuestra sociedad, que aunque no exenta de dificultades, tiende a ser mucho más justa que determinados panoramas sumergidos en el fracaso, y a otros encaminados a fórmulas que denotan ineficientes secuelas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code