Apuestan en Cuba por la eficacia jurídica contra los formalismos

0
12
'Estamos haciendo la situación más rígida, compleja y formal'. sentenció el abogado del bufete colectivo de la provincia central de Ciego de Ávila/Foto PL
Los juristas cubanos apuestan hoy por la eficacia jurídica y dejar atrás la tendencia negativa del esquematismo estéril que atenta contra los contratos económicos.

En declaraciones a Prensa Latina, el abogado Luis Ángel García explicó que es notable la falta de comprensión sobre la dinámica del contrato como instrumento para concertar las relaciones económicas entre las entidades nacionales y también con sujetos externos.

‘Esto está signado por algunos criterios formales erróneos sobre el control, no decimos que el control pueda contraponerse con el contrato y su fluidez, sino el control dirigido a lo no necesario’, precisó el experto.

A lo que es -agregó- un formalismo que simplemente no influye, ni en el contenido, ni en el control de la relación jurídica.

El tiempo es finito y este se debe aprovechar para estudiar el contenido de la relación y hacerla más adecuada y eficiente, de lo contrario lo pierdes en buscar formalidades innecesarias, aconsejó el jurista.

En ocasiones usted trata de hacer un contrato y su contraparte le pide muchos documentos, que cuando uno lo revisa, el efecto de esa documentación en la calidad de la relación no tiene ninguna influencia, comentó.

Es entonces que se va creando una corriente de pensamiento alrededor de este asunto con alegaciones de que esos papeles lo piden auditorias e inspecciones, alertó García que participó el recién concluido Congreso Internacocional Abogacía 2018 en el Palacio de Convenciones.

Mandas un camión desde Ciego de Ávila hasta La Habana para buscar un lote de neumáticos y entonces aparece una figura diciendo que falta un cuño o una firma, y ese vehículo debe regresar sin la carga afectando el parque automotor de una entidad, lamentó el abogado.

A veces -relató- hay recursos que la economía demanda, que se importaron, hasta burlaron la persecución del bloqueo económico, financiero y comercial impuesto por Estados Unidos hace más de medio siglo y ya en puerto cubano demora un año para llegar a su lugar de destino.

Empero pasa porque simplemente alguien dice que el contrato tiene problemas, y cuando se revisa hay un formalismo, no es que exista una dificultad real que impida solucionar el asunto, es solo que falta una firma o una cláusula en el documento, argumentó el especialista.

Están publicadas dos normas jurídicas, el decreto ley 304 y 310, que hacen referencia a la autonomía de las partes, fluidez, flexibilidad de las relaciones, pero en la práctica vamos transitando en sentido contrario,señaló.

‘Estamos haciendo la situación más rígida, compleja y formal’. sentenció el abogado del bufete colectivo de la provincia central de Ciego de Ávila.

En el momento que yo obstaculizo internamente las relaciones comerciales por cuestiones formales que no son útiles, tiendo a maximizar el bloqueo norteamericano, le hago el juego a una política que busca socavar nuestra economía, advirtió el experto.

‘Tanto en la vida como en la economía, el tiempo es una variable importante, lo que usted necesita hoy lo tiene en tres días por no saltar un obstáculo impuesto que no es correcto, entonces lo que usted pierde es dinero’, concluyó el jurista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code