Aplica Ciego de Ávila tecnologías de ahorro de agua

Luego de casi tres años de intensa sequía, el acuífero avileño hoy está recuperado/Foto Granma

Hasta el cierre del año anterior se instalaron más de ocho mil metro-contadores en las viviendas.

La aplicación de tecnologías de ahorro de agua para disminuir los escapes en las redes de acueducto y proteger las reservas del manto freático, constituye una de las acciones concretas en el programa estatal Tarea Vida que lleva adelante Ciego de Ávila.

El acuífero avileño, uno de los mayores en Cuba, es el principal suministrador para la vida económica y social de la provincia, de ahí el interés gubernamental de usarlo de manera racional ante los recurrentes periodos de intensas sequías provocados por el cambio climático, que cada día pone más en riesgo la existencia humana.

Héctor Rosabales Pérez, director provincial de Acueducto y Alcantarillado, informó que desde el 2016 hasta el cierre del año anterior se instalaron más de ocho mil metro-contadores (hidrómetros) en las viviendas.

Explicó que en este 2018 se pretende montar otros cinco mil hidrómetros, pero esta vez en 12 sectores que han recibido mejoras en las redes, medida que también minimiza el número de salideros.

El directivo consideró que los accesorios de esos equipos, de procedencia China, no reúnen la calidad necesaria, pues al ser plásticos los adaptadores, válvulas, niples, y rocor de acople, se rompen con más facilidad porque no son lo suficientemente resistentes a las presiones del acueducto.

Ante tal problema -dijo- la alternativa ha sido precintarlos con teflón y luego pintarlos.

Esta situación es una alerta a los compradores en el país, quienes deben valorar la efectividad de su adquisición, pues conseguir esa junta elástica (teflón) y la pintura serían gastos agregados.   

Acueducto y Alcantarillado en Ciego de Ávila prevé, además, arreglar tramos en mal estado de las conductoras de los poblados de Punta Alegre y Las Palmas, en el municipio de Chambas; y El Yarual, en Bolivia, acción que permitirá recuperar casi un millón de metros cúbicos del vital líquido que hoy se pierden.

Tarea Vida se desarrolla en Cuba a corto (año 2020), mediano (2030), largo (2050) y muy largo plazos (2100) y está formada por cinco acciones estratégicas y 11 tareas, en las que se presenta una primera identificación de zonas y lugares priorizados, sus afectaciones y las medidas que se acometerán.

Es un proyecto que de forma multidisciplinaria, integral y prospectiva se dirige a reducir los efectos del cambio climático, entre los cuales, por ejemplo, se encuentra el aumento del nivel medio del mar, que para el año 2050 se prevé sea de 27 centímetros. 

Agencia Cubana de Noticias

Agencia Cubana de Noticias

Agencia Cubana de Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up