Alberto, locutor avileño nuevamente candidato a diputado

Alberto Fernández Pena (Derecha), en Asamblea de balance de la UNEAC /Foto Vasily Mendoza Pérez

Alberto Fernández Pena, el más longevo diputado avileño a la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Prefiere que lo presenten siempre como locutor, porque es esa la profesión que le apasiona y con la cual dio sus primeros pasos hasta convertirse desde el 2014  en el Presidente del Comité Provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) en Ciego de Ávila.

Sus méritos y la confianza de quienes lo reeligen en cada ocasión convierten a Alberto Fernández Pena en el más longevo diputado avileño a la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Este 2018, etapa de elecciones generales en Cuba, su nombre vuelve a aparecer entre los candidatos para integrar el órgano legislativo y a partir de lo que el pueblo decida el próximo 11 de marzo dependerá si continúa como representante del territorio en el Parlamento cubano.

Formo parte del 50 por ciento de los diputados que son seleccionados a partir de la base, es decir, en las elecciones parciales y de ser escogido nuevamente esta será la sexta legislatura en la que participo, comenta.

Albertico, como le dicen muchos, es lo que pudiera llamarse un hombre popular en la ciudad, pues su vastísima experiencia como locutor en la emisora Radio Surco y en el Noticiero de la Televisión Avileña le valen el reconocimiento de oyentes y televidentes.

Todos lo conocen también por representar a la provincia en la Asamblea Nacional del Poder Popular y a ese pueblo, al que se debe constantemente como funcionario de una institución y como diputado, rinde cuentas, como parte de sus tareas, para comentar todo lo que se discute en las sesiones.

“Por estos días hicimos recorridos por varias partes del territorio, con el propósito de intercambiar opiniones con la población, y tuvimos encuentros con estudiantes de preuniversitario que tienen dudas sobre el sistema político, su funcionamiento, y tratamos siempre de explicarles y responder sus inquietudes.

A los más jóvenes siempre les hacemos ver cómo nuestro proceso se distingue de otros que requieren mucho dinero para las campañas publicitarias y los que en Cuba eligen al Consejo de Estado y de Ministros son primeramente seleccionados por el pueblo de una forma transparente y sin manejos turbios”.

De los 25 años en el órgano legislativo nacional tiene numerosas experiencias: la oportunidad de dialogar con los principales líderes del gobierno, tener la responsabilidad de aprobar las leyes que rigen el desarrollo de la Isla, entre otras, pero la que con mayor orgullo atesora es la de haber podido conversar de manera cercana con el Comandante en Jefe Fidel Castro.

Combinar el tiempo para atender todos los compromisos resulta para él cuestión de establecer nivel de prioridades en cada momento y, por supuesto, contar con el apoyo de su familia y del colectivo de trabajadores al frente del cual está a cargo, cosas imprescindibles para lograrlo y de las que se siente muy orgulloso.

Mantenerse como locutor hasta que la vida lo permita y seguir teniendo la oportunidad de responder al pueblo mientras sea merecedor de su confianza, son de esas aspiraciones que mantiene Alberto Fernández Pena, un avileño que por más de 25 años ha sido diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular por sus virtudes y su ejemplar trabajo.  

Agencia Cubana de Noticias

Agencia Cubana de Noticias

Agencia Cubana de Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up