Alain Román: casualidad y éxito

0
3
Alain Román González, una figura del softbol en Cuba /Foto de internet
Alain Román González, una figura del softbol en Cuba /Foto de internet

Alain Román González se ha titulado campeón nacional con Ciego de Ávila en varias oportunidades.

No fue el típico sueño durante su niñez de brillar en el deporte, ni tampoco la captación de un entrenador ante las capacidades físicas de un adolescente, lo que llevó a Alain Román González a ser una primera figura del softbol en Cuba.

Primero la casualidad, el destino, y luego una entrega total a los entrenamientos y las competencias, los factores que lo tienen en la cima de un deporte que apasiona a muchos en varios países.

Alain nació en un poblado de Guantánamo dentro de una familia humilde pero de principios muy definidos y conscientes de que sólo el estudio y la preparación para la vida, harán un hombre grande. Por eso decidieron enviarlo a casa de una tía a la capital guantanamera, para que siguiera sus estudios.

La escuela que quedaba más cerca de la vivienda de esa tía era, precisamente, la Escuela de Iniciación Deportiva (EIDE) y allí le consiguen matrícula, pero sin definir un deporte de su preferencia, hasta que lo ubican en softbol, aunque no le gustaba, pero asume el rigor de los entrenamientos, mientras cursaba el noveno grado de escolaridad.

Tal vez por su desinterés, los técnicos no lo tenían en cuenta hasta que conoció a Leonardo Mena entrenador de Pinar del Rio, quien sí avizoró su futuro, lo alentó a tomar en serio este deporte y le enseñó el ABC del pitcheo.

Ya en el año 2002 es atleta de prioridad para la Comisión Nacional de Softbol, juega en el Campeonato Nacional por Pinar del Río y gana seis desafíos sin derrotas. Ya es considerado para empeños mayores y lo envían a jugar en una liga especial: Llaneros de Apure, en Venezuela, e interviene en el Campeonato Centroamericano de México.

Tocado por el amor de la muchacha avileña, en el propio año 2002 se muda para Ciego de Ávila y con el equipo ha ganado seis títulos nacionales.

Román ha logrado lanzar dos juegos perfectos y tres no hit no run en competencias internacionales 

Ya tiene 39 años de edad, pero cuida mucho su físico a base de mantener una dieta y ser constante en su entrenamiento. Mide un metro con 84 centímetros y pesa 87 kilos.

Tira lanzamientos de hasta 83 millas de velocidad, tiene dominio en sus lanzamientos, una recta que cae incómoda a los bateadores rivales, buena curva y sus manos grandes le propician el buen agarre de la pelota. 

Es un pitcher que tira muchos strikes, por eso lo apodan El rey de los ponches. En Cuba es líder en ponches propinados.

Se ha presentado en varios países: México, Colombia, Venezuela, Dominicana, Honduras, Panamá, Costa Rica, Argentina, Guatemala, Ecuador, y Canadá.

Alain Román ya lleva19 años de atleta del equipo Cuba, con el cual ha sido subcampeón en los Juegos Centroamericanos del 2006, celebrados en Cartagena de Indias, y bronce en México 2014 y ahora clasificó para los Juegos Centroamericanos, Panamericanos y Mundiales.

Este joven guantanamero-avileño es buen conversador, sencillo, afable, casero y cursó estudios hasta titularse como Licenciado en Cultura Física.

Hace dos años está jugando en Guatemala como base de entrenamiento, donde se inserta como invitado en la Liga Profesional de ese país. Con anterioridad lo hizo de esta manera en Honduras, Venezuela y Panamá.

Piensa retirarse después de los Juegos Panamericanos de Perú en el 2019 y servir de entrenador donde sea más útil.

Alain Román llegó al deporte de forma fortuita, pero no por casualidad ha triunfado. La constancia y la disciplina son sus baluartes para alcanzar el éxito y mantenerse en la cima de un deporte y una posición que exigen mucho del atleta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code