Al Señor de la Vanguardia

0
4
Kmilo 100fuegos
Camilo Cienfuegos Gorriarán, uno de los héroes más querido por el pueblo cubano/Foto Girón
Kmilo 100fuegos
Camilo Cienfuegos Gorriarán, uno de los héroes más querido por el pueblo cubano/Foto Girón

Su desaparición física continúa siendo un enigma para la ciencia cubana.

“Camilo fue el compañero de cien batallas, el hombre de confianza de Fidel en los momentos difíciles de la guerra y el luchador abnegado que hizo siempre del sacrificio un instrumento para templar su carácter y forjar el de la tropa … Camilo era Camilo, señor de la vanguardia, guerrillero completo que se imponía por esa guerra con el colorido que sabía hacer”: así dijo de él el comandante Ernesto Guevara.

Camilo nació el 6 de febrero de 1932 en la barriada de Lawton, en el reparto  Diez de Octubre, en la capital cubana, efectuó sus primeros estudios en la escuela pública  en San Francisco de Paula, y tras verse obligado por la difícil situación económica de su familia a residir en diferentes sitios, regresó a Lawton donde terminó la escuela primaria.

Ya en 1948 había comenzado a involucrarse en la lucha política participando en las protestas populares contra el aumento de la tarifa de los ómnibus urbanos y el 10 de marzo de 1952, al producirse el golpe de estado de Fulgencio Batista, con un grupo de jóvenes concurrió a la Universidad en procura de armas para resistir a la dictadura. 

En abril de 1953 viajó a los Estados Unidos en busca de una mejor situación económica, allí se vinculó a los emigrados latinoamericanos, participó en diversas manifestaciones y escribió para el periódico La voz de Cuba un crítico artículo contra Batista titulado: Identificación Moral.

Dos años más tarde  fue detenido en San Francisco por el departamento de inmigración y finalmente deportado a México y en ese  mismo año 1955 regresó a Cuba, volviendo a trabajar en El Arte y sumarse a la lucha contra el régimen de Batista.

Durante una manifestación en honor del héroe independentista cubano Antonio Maceo, el 14 de diciembre de 1955, fue herido por un arma de fuego, lo que no le impidió participar del acto en conmemoración del 103 aniversario del nacimiento de José Martí en el parque Central. Esta vez, golpeado y conducido al Buró para la Represión de Actividades Comunistas donde fue fichado como comunista por el cuerpo policial del dictador Fulgencio Batista. Al verse perseguido y sin trabajo, decidió ir al exilio por lo que en marzo de 1956 viajó nuevamente a los Estados Unidos.

En septiembre de este mismo año se encontraba en México, donde contactó con Fidel, quien organizaba una expedición revolucionaria que regresaría a Cuba para iniciar la gesta contra el régimen de Batista. Camilo Cienfuegos fue el último elegido para la expedición del yate Granma.

Recibe su bautismo de fuego junto a sus compañeros en Alegría de Pío, el 5 de diciembre de 1956. En el combate de El Uvero, ya ostenta los grados de teniente y dirige un pelotón. En la lucha armada en la Sierra Maestra, por su accionar de combate, se le otorga el rango de Capitán del Ejército Rebelde.  Su valentía y arrojo contribuyen a formar el mito del «Señor de la Vanguardia».

En marzo de 1958 se convirtió en el primer jefe del movimiento que llevaba el combate más allá de la Sierra Maestra, a los llanos del Cauto y fue ascendido al grado de Comandante y en  junio regresó a la Sierra, y los siguientes meses permaneció en la Comandancia de La Plata participando en varios combates, entre ellos los de Vega de Jibacoa y Las Mercedes.

Tras el triunfo de la Revolución Cubana, Cienfuegos formó parte del alto mando del Ejército Revolucionario como su jefe supremo. Combatió en los levantamientos contra-revolucionarios y participó también en la Reforma Agraria.

El comandante Camilo Cienfuegos era muy querido por su humildad, sencillez y sonrisa franca, incluso se llegó a comparar su popularidad con la del jefe revolucionario Fidel Castro.

Para tristeza de todos   el bien llamado Señor de la Vanguardia falleció el 28 de octubre de 1959 en un accidente de aviación a causa del mal tiempo mientras retornaba de Camagüey a La Habana a bordo de su avión Cessna 310. Nunca se recibió llamada alguna de auxilio, y jamás se encontraron restos de él ni de su avión, a pesar de que toda Cuba se movilizó en su búsqueda durante varios días, en uno de los eventos más conmovedores de los primeros años de la Revolución Cubana.

Por sus virtudes y su incondicional defensa a la Revolución Cubana  el Comandante Ernesto Guevara enfatizó….Camilo era Camilo, señor de la vanguardia, guerrillero completo que se imponía por esa guerra, con el  colorido que sabía hacer.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code