Agradecen colaboradores secuestrados en Bolivia apoyo de comunidad internacional y de su pueblo

0
24
Colaboradores cubanos detenidos por la Policia de Bolivia, los cienfuegueros Ramón Emilio Álvarez Cepero (I) y Amparo Lourdes García Buchaca (centro der.), Idalberto Delgado Baró (centro izq.), de Isla de la Juventud, y Alexander Torres Enrique (D), de Matanzas, durante el recibimiento en el Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana, Cuba, el 18 de noviembre de 2019 /Foto Modesto Gutiérrez Cabo

Amparo Lourdes García Buchaca, única mujer entre los cuatro integrantes de la brigada médica cubana en Bolivia detenidos bajo falsas acusaciones, agradeció a la comunidad internacional y a su pueblo por el apoyo en las redes sociales para combatir los ataques vividos en los últimos días.

Al arribar esta madrugada a la terminal 3 del aeropuerto internacional José Martí, en la capital, en cuyo segundo grupo regresaron 207 colaboradores de la salud, la ingeniera en Electromedicina, de Cienfuegos, comentó a la prensa sobre las vicisitudes vividas durante la injusta detención, en la cual ella y sus tres compañeros sufrieron condiciones precarias.

Sus compañeros la apodaron con el nombre de “Mariana” por la fortaleza que demostró durante el indigno encierro desde el 13 de noviembre hasta el último sábado, acusados de supuestamente financiar las protestas populares contra la usurpación de la democracia en Bolivia.

Amparo, al igual que los doctores Alexander Torres, de Matanzas, Ramón Emilio Álvarez Cepero, especialista en Terapia Intensiva y en Endocrinología, de Cienfuegos; e Idalberto Delgado Baró, Licenciado en Economía del Municipio Especial de la Isla de la Juventud, sufrieron agresiones verbales y enfrentaron una campaña de difamación ante la noble labor que fueron a cumplir al hermano pueblo.

En declaraciones a la Agencia Cubana de Noticias Álvarez Cepero, quien labora en el hospital provincial Gustavo Aldereguía, manifestó la disposición de cumplir cualquier otra misión donde sea necesario.

Anteriormente, en 1989 estuvo en Nicaragua, en 2011 en Angola y desde 2017 se encontraba en Bolivia en El Alto junto a su esposa, la licenciada en enfermería Odeimi Álvarez, quien expresó que los pacientes muy agradecidos y personas ancianas querían ir a la prisión a llevarles comida y no los dejaron.

Cuba decidió el regreso inmediato de todo su personal de salud en la nación sudamericana, luego de que cuatro miembros de la Brigada fueran detenidos por la policía boliviana en El Alto, cuando se trasladaban hacia su residencia con el dinero extraído de un banco para pagar servicios básicos y alquileres de los 107 miembros de la Brigada en esa región.

Con una amplia historia en la cooperación médica, Cuba ha probado que los profesionales de la salud son capaces de escribir hermosas páginas de solidaridad humanista y desinteresada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code